Perú

Perú

Friday, May 7, 2010

Galanteos entre Manuela Saenz y Simón Bolivar

Por: Carlos Álvarez Saa

5. La relación con Bolívar.-


Las relaciones afectivas entre Manuela y Bolívar con frecuencia son epistolares por las constantes separaciones. En abril de 1825, después de un distanciamiento de casi un año, los dos intercambian las siguientes cartas: "...Comprar perfumes, vestidos costosos, joyas no halagan mi vanidad. Tan solo sus palabras logran hacerlo. Si usted me escribiera con letras diminutas y cartas grandototas yo estaría más que feliz...". (1)
En el Cuartel de Ica, el 21 de abril de 1825, Bolívar escribe a Manuela quejándose: "Sin embargo todo se empaña en la remembranza de tu imagen vestal y hermosa, casi que causante de esta lucha interna de mi corazón que se halla entre mis deberes: la disciplina, mi trabajo intelectual y el amor. No sabes Manuela mía como te ansía este corazón viejo y cansado, en el deseo ferviente de que tu presencia lo rejuvenezca y lo haga palpitar al nuevo ritmo de como sano...". (2)
Bolívar denota una permanente batalla interior entre su amor hacia Manuela y la situación social particular de ella. Cuando pasan temporadas juntos en Lima, tal situación resulta molesta para el doctor Thorne, que en aquella época reside en Lima. La actitud diplomática y delicadeza del Libertador están en juego, mientras Manuela da poca o ninguna importancia a tal situación.
Desde Lima, el 1 de mayo de 1825, Manuela replica a una insinuación de separarse hecha por Bolívar en los siguientes términos: "...No hay que huir de la felicidad cuando ésta se encuentra tan cerca y tan sólo debemos arrepentimos de las cosas que no hemos hecho en esta vida... Dígame usted: ¿quién puede juzgarnos por amor? Todos confabulan y se unen para impedir que dos seres se amen, pero, atados a convencionalismos y llenos de hipocresía. ¿Porqué su Excelencia y mi humilde persona no podemos amarnos? Si hemos encontrado la felicidad hay que atesoraría. Según los auspicios de lo que Usted llama moral, debo entonces seguir sacrificándome porque cometí el error de creer que amaré siempre a la persona con quien me casé?..."

He tomado estos interesantes datos Bibliograficos, de donde se infieren importantes detalles de la relación entre Simón Bolivar y Manuelita Saenz, de los que quiero más adelante profundisar, por lo pronto les informo y agradezco a Carlos Alvarez Saa, por tan histórico, veridico y acertado estudio. Todo esto motivado por la inquietud de uno de mis lectores acerca de la forma de cortejarse y acercarse de hace 200 años, concretamente aludiendo a la relación entre el "Libertador y la Libertadora del Libertador".