Perú

Perú

Friday, January 31, 2014

Los tres pilares




Meditación del Papa Francisco

También la Parábola del Sembrador es construida en el tiempo: siembra, después viene la lluvia y crece. ¿Qué hace en nosotros, qué hacen las riquezas y que qué cosa hacen las preocupaciones? Simplemente te quitan el tiempo. Toda nuestra vida está basada en tres pilares: uno en el pasado, uno en el presente y otro en el futuro. El pilar del pasado es el de la elección del Señor. Cada uno de nosotros puede decir, efectivamente, que el Señor me ha elegido, me ha amado, me ha dicho ´ven´ y con el Bautismo me eligió para ir por un camino, el camino cristiano.
El futuro, por el contrario, significa caminar hacia una promesa, el Señor nos ha hecho una promesa. El presente entonces, es nuestra respuesta a este Dios tan bueno que me eligió. Hace promesa, me propone una alianza y yo hago una alianza con Él. Por lo tanto, estos son los tres pilares: "elección, alianza y promesa".(S.S. Francisco, 22 de junio de 2013, misa matutina en santa Marta). 


Por ello de que nos sirve vivir preocupados, vivir de esta manera es vivir en la duda, en la desconfianza.  ¿Vale la pena de perder el tiempo en ello?
Ciertamente no, sería un desperdicio que equivale a hacernos daño a nosotros mismos.  El Señor ha sembrado en cada uno de nosotros.  A nosotros de abonar, dar agua, arar y tener confianza para tener la buena cosecha. Aquella de buenos frutos y cada uno de nosotros es un fruto diferente, en apariencia, sabor, olor y consistencia.  Seamos el fruto adecuado que se necesita en la tierra, caminemos en pos de esa promesa, aprovechemos el presente y sembremos, que la semilla se esparza y seremos testigos de la realización de esa promesa..

Thursday, January 30, 2014

Compartir nuestros dones


 E hizo a un amigo, para que pudiésemos compartir los dones con los que nacimos y que nos fueron dados para usarlos y compartirlos, porque un buen amigo sabe apreciar esos dones con los que hemos sido obsequiados. Qué placer tan grande compartir con quien sabe apreciarlo.
 Abre tu regalo! No lo escondas o guardes para más tarde, porque es ahora cuando tenemos que deleitarnos, piensa que para mañana puedes encontrarlo marchitado.
A veces sabemos que contiene la caja, pero en algunas ocasiones es un buen amigo quien nos ayuda a descubrir lo valioso del contenido.


 "la vida no se nos ha dado para que la conservemos celosamente para nosotros mismos, sino que se nos ha dado, para que la donemos. ¡Queridos jóvenes, tengan un corazón grande! ¡No tengan miedo de soñar cosas grandes!" Papa Francisco.

Monday, January 27, 2014

El valor de las Cosas


Desde los inicios, las cosas tienen un valor para el hombre en principio un valor de intercambio y en nuestra actual sociedad capitalista un valor comercial dado por la oferta y la demanda.
Como mis economías no andan muy pujantes que digamos, más bien son muy precarias, me pregunto; especialmente en una ciudad como en la que vivo en que todo es tan caro, al punto de ser prohibitivo. ¿ Es que hay quién compre? Especialmente con semejantes precios, de modo que si venden es porque hay quien compre.
Pero a valores intangibles, como la amistad sincera, el amor verdadero, la compañía sin pretensiones,
la honestidad a toda prueba, el que bien eduque aunque mal se le pague. ¿A eso quién le pone precio?

Sólo cada uno de nosotros puede valorar que tanto aprecia estos valores, para que con su propio criterio y basado en las experiencias estrictamente personales decida que valor asigna.  El valor se induce por la intensidad y profundidad del asentimiento, por lo inolvidable y porque no tenemos cómo explicar la fuerza de un gran y noble sentimiento, no tenemos metro para medir, ni balanza para pesar.  Pero lo cierto es que hay seres extraordinarios que me quieren y se acercan a mi.  No por lo que tengo o pueda regalar, sino porque aprecian y reconocen las calidades personales que yo también veo en ellas. La buena compañía, la buena lectura, los buenos consejos, la empatía, la energía positiva.  Son cualidades que mucho aprecio y muy especialmente el " saber ser y estar".
Gracias a mis hermanos y a mis amigos que aunque distantes físicamente, yo se que son incomparables, porque allí están.

Sunday, January 26, 2014

Mi Ángel

 Gracias ángel mío, porque a mi lado estás y me muestras el camino aunque distante vea la luz.
  Ese lucero que cuelga de la luna, yo sé que allí te encuentras, por eso gracias!
 En la presencia de mis amigos y de mis hermanas así como de mi hermano, siempre dándome la mano oportuna, la sonrisa sin reclamo y el alivio en aquello tan necesitado.

Wednesday, January 22, 2014

Hay que saber pedir



Cuando hablamos con Dios, por medio de la oración primero que pedir; que sea para agradecer. Eso nos va a permitir de ser más apreciativos y realizar que son más las bendiciones que tenemos que aquello que pensamos nos hace falta. A veces anhelamos o codiciamos no necesariamente lo que nos hace falta, si no lo que creemos o que otros nos hacen creer que necesitamos. Es así como funciona la sociedad de consumo, por ello si tenemos conciencia y amor por nosotros mismos, debemos saber identificar esas diferencias y estar atentos a como Dios nos contesta en la oración y no a como nosotros quisiéramos que se nos respondiera.

Generalmente, el toque de Dios viene de maneras imprevistas, en momentos imprevistos. Lo perdemos, no obstante, si estamos distraídos con nuestras propias ideas de cómo Él debería contestar nuestras oraciones. Si tenemos una visión estrecha, buscando solamente lo que nosotros pensamos que debería suceder, vemos únicamente paredes oscuras en lugar de la luz que hay, en definitiva, al final del túnel.

Las cosas no son siempre lo que quisiéramos que fuera, pero resultan ser como deben de ser.



Tuesday, January 21, 2014

El Tiempo

 

                                                            EL TIEMPO

Tiene una muy particular manera de hacerte ver las cosas, pero siempre con honestidad.
Tarde que temprano las cosas terminan por saberse, en el correcto momento.
Por eso hay que tener paciencia y esperar a que el tiempo te deje ver las cosas.
Sin ficciones, ni acomodo de quien quiera que sea; sin ninguna clase de interpretaciones.

Por eso aprovecha lo que el día de hoy te trae, para vivir y disfrutar con agradecimiento.
Hoy ya sabes lo que paso ayer; pero no sabes lo que pasará mañana.
Vive y ama a quienes están con tigo, porque no sabes si van a estar en la próxima página.

Sunday, January 19, 2014

Vuelve a empezar

 Tantas veces como sea necesario, vuelve a empezar.
 Hasta que aprendas la lección e incluso aprendida y corregida.
Hasta que las condiciones cambien y encuentres nuevas variables.
Vuelve a empezar...
 Cuando pienses que no puedes aprender y debas repetir el curso.
Así veas que los demás llegan antes que tu.
Pienses que para ti no hay lugar, ni cupo.
El día se acabe y descubras todos tus errores en la hoja.
Vuelve a empezar...

Thursday, January 16, 2014

Voluntad, perseverancia y sobre todo fe




Creer es la clave de todo, puedes llorar para liberarte.  Pero no debes quedarte postrado en el sufrimiento; yo se que hay penas muy grandes.  Pero debes dejarlas en manos del Señor y creer.

Creer con fe, con amor y humildad. No con exigencias y dudas, no dejes que la duda te invada.
Comienza por creer en ti mismo, que eso es parte de creer en el Señor y la gran obra que ha hecho en ti, porque todos somos milagros de la creación.
 








Creo que puedes, creo que quieres
La fe hay que actuarla también en las cosas que pedimos en la oración. Cuántas oraciones están llenas de todo menos de fe.
Creo que puedes, creo que quieres

Comentabamos el día de ayer martes 14, sobre la fe que debemos tener sobre las cosas "que no se pueden"

A cada idea negativa, -y son tantas las que diariamente nos golpean- hay que saber enfrentar una positiva, a modo de martillazo. Una idea positiva, una idea de que va a salir, una idea de que creo en el poder de Dios. Una idea positiva de fe. A veces hacer un verdadero acto de fe, cuesta mucho trabajo porque existe una idea anti-fe; muy arraigada. Todos o casi todos, dicen: "que no se puede". Algunos sienten la obligación moral de aconsejar a los pobres incautos, idealistas; y demás de que no se puede, "que ellos ya lo han intentado, que está todo bien calculado y medido; no se puede".

Yo creo que esa expresión es demasiado fea, y demasiado mala. Si yo, por ejemplo, no he logrado algo, no tengo ningún derecho a decir a los que vienen detrás, "que eso no se puede". Una cosa es que yo no pude y otra cosa es que ellos no van a poder hacerlo. Yo les puedo decir yo no lo logré quizás porque me equivoqué, me faltó fe, pero al mismo tiempo decirles: "!Ánimo, es probable que ustedes sí lo logren!" Eso es más caritativo y más humano.

Hablo de martillazos de fe, esa sería la expresión, porque cada vez que llega una idea negativa de no puedo, martillazo, golpe, sí puedo. Habrá que luchar a veces contra todo y contra todos: contra los propios pensamientos que a veces son los más difíciles de expulsar. Luchar además contra otras personas que sin mala intención concluyen que no se puede; y a veces, los encontramos demasiado cerca de nosotros, en la propia familia, en algunos de nuestros amigos que, además, van con la sana idea de ayudar y te repiten; y te dicen, y hasta se enojan sí tu pretendes decirles que tal vez sí se pueda. Se enojan y te retan: "ya verás", "te lo dije".

Para ser eficaz en lograr un meta apoyada por la fe, hay que buscar que esas metas sean concretas, precisas, aferrables, que se puedan contar, medir; porque si es una meta genérica, medio nebulosa, no se puede.

Hay que decir, además, que la fe funciona de distinta manera a la razón, como en zigzag. La razón usa la evidencia, mide, calcula; y en base a eso, saca sus conclusiones. La fe en cambio, se agarra, se aferra a una certeza de lograr una meta aunque parezca muy difícil. Y no duda un segundo, aunque la evidencia le diga que no lo va a lograr. Sigue luchando y sin saber cómo, atrapa la meta.

Por eso, los que no tienen fe, al final preguntan, ¿cómo le hizo? Yo varias veces he tenido que decir: Fe y saliva. No basta creer por un rato, hay que seguir creyendo sin darse jamás por vencido. Mucha gente es capaz de hacer un acto de fe al inicio un poco a prueba casi para luego convencerse de que "ya ve", "no sale", "se lo dije", "lo teníamos ya calculado, no sale". El hombre de fe no reacciona de esa manera, él sabe que va a lograr la meta. Sigue creyendo, cuando casi evidentemente se ve que no. Y de pronto, sin que otros lo crean, salió el resultado. ¿Cómo le hizo? Así preguntan los que no tienen fe, porque ante la evidencia de que salió, los pobres no pueden decir, "no sale".

Preguntan "¿cómo le hizo?" La fe hay que actuarla también en las cosas que pedimos en la oración: "Todo lo que pidiereis sin dudar, creed que ya lo habéis recibido, y se os dará".

Cuántas oraciones están llenas de todo menos de fe. Entre todas esas palabras, y llanto y lágrimas; digamos: Creo que puedes, creo que quieres. Hay en el evangelio oraciones de este tipo que a Cristo le fascinaron, que le arrancaron los milagros a la primera. Un leproso que se le acerca de rodillas y le dice esta oración tan breve y tan profunda: "Señor, sí quieres puedes curarme". Respuesta: "Quiero, queda limpio".

Incluso aquella mujer que ni le dijo una palabra, tenía una grave enfermedad, unas hemorragias, había gastado todo su dinero y no había servido de nada. Ella hizo este acto de fe: "Basta que toque su manto y quedaré curada". Efectivamente, tocó su manto y quedó curada en el acto.

Un centurión romano es decir, una persona que era pagana, tuvo más fe que ninguno. Le pidió a través de unos amigos a Jesús que curara a su siervo que estaba muy enfermo. Y Jesús dijo: "Cómo no, voy a su casa y lo curaré". Cuando él se dio cuenta que venía a su casa, mandó a decirle: "no, no, por favor, no vengas a mi casa, no necesitas venir". Fíjense la fe cómo es: "no necesitas venir, basta con que lo mandes tú".

De la misma manera, así se argumentaba así mismo, "que yo que soy un centurión tengo cien soldados a mis órdenes, le digo a éste: Haz esto; y lo hace, y a mi siervo: tráeme tal cosa, y me la trae".

Y Jesús públicamente no se aguantó las ganas de decir estas palabras: "No he encontrado una fe tan grande en todo Israel". Eso es tan hermoso, que incluso en la misa a la hora de la comunión, se pronuncia la frase que dijo el centurión: "No soy digno de que vengas a mi casa". Esas palabras fueron dichas por un pagano que tenía fe.

En cambio, pongamos otro caso, el de un hombre muy educadito, muy modosito que tenía un hijo enfermo, y había ido con los apóstoles a que le curaran, y no pudieron. Se ve que también les faltó fe a los mismos apóstoles. Y entonces medio desesperado va con Jesús. "Mi pobre hijo enfermo... fui con tus apóstoles y no pudieron". Subrayando: "no pudieron", "sí tú puedes hacer algo", no le dijo: "tú puedes", sino "si tú puedes". La duda. Muy educadito pero sin fe. Y Jesús, como que severamente le dice, "¿Puedes tu creer?" El otro entendió la indirecta y dijo: "Sí, señor, ayuda mi incredulidad". Lo curó como a regañadientes, no muy a gusto. Porque cuando había fe, Cristo muy a gusto curaba.

Y hoy día, cuando hay un hombre o una mujer de fe, muy a gusto le presta su omnipotencia para que realice las cosas. A los hombres de fe, Dios les presta, repito, su omnipotencia. Por eso no se explica humanamente hablando, cómo es que una persona que tiene fe saca las cosas adelante. La gente no se lo explica, no lo entiende. En cambio Él sí sabe por qué suceden las cosas, porque se fía de esas palabras de Jesús. Asi nos lo dice el Papa Francisco muchas veces: "Los milagros existen, pero es necesario rezar. Con una oración ferviente, insistente, perseverante, no una oración para cumplir." (24-5-2013)

Alguien dijo, refiriéndose solo a la fe humana, esto de lo que estoy totalmente persuadido: "Todo lo que la mente de un hombre llegue a creer, esa misma mente lo realizará." ¿Será una ley espiritual? Creo que sí.

Quiero recordar una poesía, creo que es del Dr. Bernard, que a mí realmente me inspira mucho; y que no cabe duda que la siguen los hombres de fe, sean atletas, sean realizadores, en el campo profesional, en el campo espiritual, el que sea. La poesía dice así:

Sí piensas que estas vencido, lo estás.
Sí piensas que no te atreves, no lo harás;
sí piensas que te gustaría ganar, pero que no puedes, no lo lograrás.
Sí piensas que perderás, ya estás perdido,
Porque en el mundo encontrarás
que el éxito comienza con la voluntad del hombre,
todo está en el estado mental, es decir, en la fe.
Porque muchas carreras se han perdido
antes de haberse corrido
y muchos cobardes han fracasado
antes de haber su trabajo empezado.

Piensa en grande y tus hechos crecerán,
piensa en pequeño, y quedarás atrás,
piensa que puedes; y podrás.
Todo está en el estado mental, EN TU FE.
Sí piensas que estas aventajado, los estás.
Tienes que pensar bien para elevarte. 


(Y termina de esta manera, que es como el resumen.)

Tienes que estar seguro de ti mismo
antes de intentar ganar un premio.
La batalla de la vida no siempre la gana
el hombre más fuerte o el más ligero,
porque tarde o temprano el hombre que gana
es aquél que CREE QUE PUEDE HACERLO.


Quisiera repetir al final lo más importante y es, el reto que nos lanza Jesús, en Marcos 11, 22-24. Tened fe en Dios, yo os aseguro que quien diga a este monte, quítate y arrójate al mar; y no vacile en su corazón, sino que crea que va a suceder lo que dice, lo obtendrá. Por eso os digo, todo cuanto pidáis en la oración creed que ya lo habéis recibido y lo obtendréis.

En la relación a esto, la frase más hermosa que alguien me pudo decir en la vida fue ésta: "Usted me enseñó a creer".

Ojalá que no solo sea una persona, sino muchas las que puedan decir, tú entre ellas: "Usted me enseñó a creer", porque de esa manera te enseñaré también a triunfar en la vida. 

Tuesday, January 14, 2014

Los milagros ocurren cuando crees






Cuando veas el atardecer y pienses que no has cumplido con todo lo que tenías planeado para ese día y pienses que se acaba la luz, que el cansancio te extenúe, las fuerzas disminuyan, la confianza te abandone.

Cuando creas que no hay caso de recomenzar, porque toda la energía la as de haber tirado y sientas que nadie te da una mano, que es difícil la tarea e incongruente el propósito, que no hay por dónde.

Cuando esto te suceda, mira en el horizonte y aunque no haya un solo barco. No pienses por esto que estás a la deriva, más bien piensa que mañana será otro día y que la luz del sol saldrá en el alba y que vas a ver renacer la esperanza.

Cuando pienses que estás a punto de sucumbir, no te tires a llorar.  Levántate y cree!
Los milagros existen, para ello debes tener absoluta confianza y mucha fe, ten paciencia y en todo momento debes creer que va a suceder.


Saturday, January 11, 2014

La Esperanza

     
                                                      La Esperanza

Siempre debe ser la luz y esa voz positiva, llamada fe que habita en nuestro corazón y en el corazón de quienes nos aman o creen en nosotros.
Estuve muy desanimada luego de muchas entrevistas infructuosas y de cursos que parecía no conducían a ninguna  parte.  Unos decían una cosa, otros decían otra; en fin no existe la formula perfecta. La confianza disminuye, los ahorros se van rápido, el tiempo parece volar y el calendario pasar. Casi me precipito en aceptar cualquier cosa, porque hay que cubrir las cuentas que si llegan puntuales, por fortuna los " Reyes vinieron", me trajeron la esperanza!

Cuando todos me decían,déjate de remilgos y empieza por lo que sea, mi madre me decía hay algo para ti que corresponde a tu medida, ten paciencia no te precipites, " no te cases con el primero" sólo por no ser solterona, que más vale estar sola que mal acompañada.

Debo confiar en mi y lanzarme al reto de creer en mis capacidades voy a contribuir con una compañía de traducciones como intérprete legal y como traductora, eso ya lo he hecho antes.  Pero mi mayor reto consiste en enseñar español a hombres de negocios y como la compañía esta innovando en ello, debo desarrollar mi propio método de enseñanza.  Debo confesarles que estoy muy nerviosa, pero se que cuando me propongo algo lo logro, para eso pongo toda mi confianza en Dios y como humilde mortal pido ayuda y también la de todos ustedes, tanto en oraciones,  dándome buena vibra y todos los buenos consejos que puedan.  Acepto sugerencias porque aunque tengo experiencia enseñando es la primera vez que voy a hacerlo a este nivel.

Amigos la esperanza es algo que nunca debemos perder, la fe en Dios nos mantiene fuertes frente a las nuevas y variadas circunstancias, ser inmigrante es sinónimo de lucha y superación constante, pero quién puede contra mi cuando Dios esta con migo, con infinito amor, caridad y compasión.
Por eso hoy te agradezco Señor por este nuevo reto que pones  frente a mi, porque junto a Ti, todo lo puedo superar.