Perú

Perú

Monday, December 28, 2015

Feliz y Bienaventurado Año Nuevo

                   Gracias Señor,por la salud, la presencia de mis hijos, los obstáculos superados.
                   Aunque a veces estuvimos mirando en diferentes direcciones.
                      Nos ayudaste a estar unidos en el amor, la comprensión y la Fé.
                      La luz de cada nuevo amanecer, la suave brisa y la voluntad de seguir.
 

                                    Por eso y por mucho más, doy gracias por el año que pasa.
Pidiendo para mi familia, mis amigos y compañeros un próspero y bendito 2016!
Salud, amor y armonía en todos sus hogares.

Hago extensivos los buenos deseos de mi amiga y tocaya Bloguera


 Entrañable amiga;
entre las cosas más sencillas y cotidianas se esconden
miles de gotas de felicidad, abre las manos y deja
que se te llenen de sueños…

Un abrazo enorme y feliz salida y entrada de año!!

Mari

-- 



 


Tu alma es una flor sembrada en tu corazón
abonala con la ternura riégala con el amor
y su fresco aroma guiará tus pasos…
Mari
       

Saturday, December 26, 2015




A continuación te presetamos una pequeña oración, que el Padre Guillermo Serra, .L.C ha publicado en su FanPage, en la cual, podemos comenzar a vivir una completa restauración del amor durante este Año Santo de la Misericordia
Oración
Tú me abres Señor una puerta
y llenas de luz mi esperanza gastada
Tú me cargas en tus hombros
y sostienes mi fe cansada

Me recuerdas con ternura mis miserias
Con tu mano tendida que acaricia
Y repites a mi alma
Dame lo mío y toma lo tuyo

¿Qué es lo tuyo Señor? 
¿Por qué tengo miedo de este intercambio?
Tú has venido a cargar mis miserias
Y sólo me pides que abra mi puerta

Entras contento como un buen ladrón
Me robas los miedos, rencores y dudas
Y con tu huella profunda me marcas
Dejando una estela de paz infinita

Tu misericordia me levanta
Tu misericordia me limpia
Tu misericordia me alegra
Tu misericordia me da vida

Ven Señor Jesús
Rompe las ataduras del pecado
Venda mis heridas más profundas
Carga mi cuerpo tan cansado
Sana mi alma lastimada

Y que restaurado por tu Amor
Vaya y haga yo lo mismo con mi hermano
Aquél que más me necesita
Aquél que más me ha herido
Aquél que es más temido

Porque es deber de gratitud
Crear una cadena de misericordia
Tan fuerte como el Amor que Tú nos tienes
Tan grande como tu paciencia
Tan brillante como tu ternura

Déjame entrar en tu corazón
Ábreme tu puerta 
Para que entrando descubra
A todos mis hermanos
Que lo son por el gran amor
Con que tú nos has perdonado.

¡Amén!

Friday, August 14, 2015

Ser Sanado por el Perdón.



Dios me sana, cuando sinceramente perdono.
 Cuando perdonamos de corazón, las manos de Dios quedan libres para realizar sus milagros de amor. El problema es que las personas no cambian tan rápido como quisiéramos, y algunas no cambian nunca, al menos no en lo que nosotros podemos ver. Perdonar es una decisión. Para ser como Cristo y perdonar setenta veces siete, tenemos que tomar la decisión consciente de respetar y amar a las personas como son ahora, aun cuando no aprobemos o no nos guste lo que hagan. Si ellos nunca mejoran, ¿podremos seguir amándolos? ¿Qué tal si su falta de mejoría nos ocasiona más problemas?

El perdón no radica en lo que otros hacen, sino en lo que necesitamos. Perdonar nos libera de la atadura que los pecados de ellos mantienen sobre nosotros. Es una decisión para proteger nuestra felicidad y no permitirle a otros controlar nuestros sentimientos. Y para que esto suceda, nuestro perdón debe ser sincero. Podemos decir con nuestros labios que los perdonamos, pero si nuestra felicidad depende que los otros cambien, permaneceremos frustrados y enojados. Si permanecemos enojados, es señal que nuestro perdón es de dientes para afuera.

La felicidad por medio del perdón depende de Dios, no de lo que los demás hagan o dejen de hacer. Elegimos perdonar basados en el amor que Dios tiene por los pecadores, no en si lo merecen o no. Y entonces, porque les tenemos misericordia, recibimos la misericordia de Dios y somos liberados de las cadenas emocionales que nos atan a los efectos dañinos de sus pecados.

Permite Señor, que me libere de toda carga de dolor y frustración para que pueda comprender, que la verdadera liberación viene del sincero arrepentimiento y del perdón sincero hacia aquel, que considero me ha ofendido, humillado, abandonado o hecho algún mal. De mi perdón sincero depende mi tranquilidad y estar en paz con migo mismo, después de todo quienes somos  para poder juzgar. En cambio, puedo hacer mucho por mi misma al liberarme del rencor que es una dura carga que me ata al dolor.  Para ser sanada, perdono y me refugio en el amor de Cristo, que me enseño a perdonar y vivir para amar y ser feliz. Cuando perdonamos, muchas bendiciones vienen a nosotros.

Thursday, July 16, 2015

Día de la Santísima Virgen del Carmen


Julio 16
Madre del Carmelo:
Tengo mil dificultades, ayúdame.
De los enemigos del alma, sálvame.
En mis desaciertos, ilumíname.
En mis dudas y penas, confórtame.
En mis enfermedades, fortaléceme.
Cuando me desprecien, anímame.
En las tentaciones, defiéndeme. En horas difíciles, consuélame.
De mis pecados, perdóname.
Con tu corazón maternal, ámame.
Con tu inmenso poder, protégeme en tus brazos de Madre.
Al expirar, recíbeme.
Virgen Santísima del Carmen,
ruega por nosotros. Amén."

Wednesday, July 15, 2015

El Sentido de mi Vida


Una de las mayores búsquedas del ser humano es la del sentido de su vida. Si no fuéramos capaces de contestar vitalmente a la pregunta ¿para qué estoy aquí? ¿Cuál es el sentido de mi vida? no encontraríamos la auténtica felicidad. El ser humano no se llena ni se conforma con cualquier cosa. No somos fáciles de contentar. Si llenamos nuestra vida de experiencias superfluas sin escuchar la voz interior que habla en nuestro corazón, tarde o temprano nos damos cuenta de que todo eso no nos satisface y nos impide caminar felices. Los creyentes en Dios tenemos una ventaja respecto a los no creyentes; podemos preguntarle al Padre, cuál es nuestra misión. Podemos encontrar en Él el sentido de nuestra vida. Lo podemos hacer porque Él es nuestro creador, nos conoce muy bien, mejor que nosotros mismos. Y precisamente porque estamos en la mente de Dios, Él tiene una propuesta de vida para cada uno de nosotros. Podemos preguntarle: “Señor, ¿qué quieres de mí?”. A través de Jesús, en Dios, encontramos y reafirmamos nuestra vocación, el sentido de nuestra vida, vocación y sentido que no es sólo para nosotros, sino que repercute positivamente en el mundo si dicha vocación y sentido vienen de Dios. En tu oración de hoy da gracias a Dios por la vida sagrada que te ha sido regalada y pídele que confirme su llamada sobre ti, tu vocación.
 Que sentido tiene mi vida, sino amo, ayudo o comparto?
La caridad comienza en casa y por aquellos más cercanos a mi.  Son ellos los más necesitados y así sucesivamente todo aquel que encuentro en mi paso, hasta llegar a nuestros compañeros de trabajo, o aquel que espera de mi, por mi trabajo bien hecho. Así sea difícil o mal agradecido a veces, son ellos los más necesitados.
Pero como no ser paciente con el hijo, producto de nuestra educación o heredero de nuestros propios defectos, en ellos muchas veces vemos el reflejo de lo que somos o de lo que fuimos. Por eso estoy aquí y por ello debo continuar con mi cometido, porque ese es el sentido de mi vida, frente a ello no debo ser conforme. Por el contrario, debo ser exigente y cimentarme en el propio valor de mi fe. 
Es en ello que estriba la diferencia con los no creyentes, nosotros oramos y consultamos al padre, como debemos continuar nuestra misión y el nos responde de mil maneras y una de ellas es a través de pruebas, por eso imploro sobre mi vocación de madre y veo el ejemplo de María, a quien torpemente trato de imitar.  Mañana será el día de la Virgen del Carmen y espero estar preparada para las pruebas que sé, vendrán.
Dame Madre mía la luz en el camino y permite que sea una buena madre y eduque correctamente a mis hijos. Permite que cumpla con mi misión y también sea una buena hija, para mostrar mi agradecimiento por la familia con la que he sido bendecida.
Te amo Madre mía, que en el cielo como en la tierra, en la noche como en el día, no te apartes de mi, ni un sólo instante de mi vida.

Saturday, July 11, 2015

San Benito Abad























Hoy 11 de Julio Día de San Benito

Quien predijo su muerte, días después de su hermana
Eulalia quién también fuera declarada Santa.
Monje de clausura, patrono de Europa quien nos protege
del mal y nos aparta de los demonios infernales.
Imploremos siempre su protección, para que nos aparte
de todo mal y peligro y nos ayude a vivir, conforme a los
mandamientos de la ley del señor, con castidad, pureza,
humildad y misericordia.

Tuesday, May 26, 2015

Ternura



Ternura
La foto del siglo?
Conmovedor.  El amor no tiene edad....
Pequeña de dos años y medio, protegida por su hermanito de cuatro años en Nepal.
Esta puede ser la foto del siglo.

La Mentira





                                                              La Mentira

Me dices que te crea, que no comprendes mi dudar.  Que eres sincero, que no faltas a la verdad.
Que verdad es esa, que ni siquiera tu crees, porque vives la fantasía y no te permites crecer.
Todo lo que es turbio, enredado y confuso; nos impide ver la buena dirección.

Si antes ya me mentiste, porque esta vez tendría que creer, cuando no te veo serio.
Ni me has mostrado voluntad de un cambio concreto que exprese sinceridad y un deseo genuino de querer cambiar.

Que tu conciencia esta limpia; pero a quién pretendes engañar,  te lo digo de primera que en todo caso  a mi no será. Sin embargo me duele, me duele de verdad. Porque es a ti a quién haces daño y si no eres honesto con tigo, no podrás cambiar.

Veo en tus ojos todavía de niños, que se delatan por lo que con palabras quieres ocultar, pero lo que queda de tu naturaleza buena, tus actos pueden apocar, no permitas que eso pase y apoya la verdad.
Así rescatas lo bueno que dentro de ti debes salvar.

Una mentira conduce a otra y una vez que empiezas no puedes parar, no patrocines la primera y así muchos problemas evitarás.  Si piensas que a mi me engañas, nada más lejos de la realidad, que yo prefiero ser honesta y ver con claridad.

Por ti mucho lo siento porque te quiero de verdad, pero parece que es más grande mi sentimiento que el amor propio que a ti mismo debes profesar.  Como te quiero bien, solo me queda orar porque recapacites y te quieras de verdad.

María del Carmen Moreno Madriñán.


Friday, May 22, 2015

En el Mes de María


En el mes de Mayo, mes de la Virgen María es muy importante que recemos el Rosario, pidamos por la paz del mundo y por que llegue a nosotros el maravilloso regalo, de obtener los dones del Espíritu
Santo.  Nuestra Madre desde el cielo nos guía, acerquemos nos pues a ella y comprendamos mejor, los dones de: La Sabiduría, Discernimiento, Entendimiento, Paciencia, Fortaleza, Comprensión, Amor.

Siete dones diferentes, pero todos ellos expresión de su infinito amor hacia nosotros. En la oración
encontramos todos los dones reunidos.  En el rezo del rosario la respuesta.

Bueno amigos los dejo, porque debo rezar el Rosario, por todos nosotros por la anhelada paz.

Nunca se separen de la Virgen, ella es nuestra madre que nos cuida desde el cielo.

                                                     

Tuesday, May 12, 2015

Gracias por permitirme ser madre y por la madre que me diste.


Aunque el cansancio llegue a mi, que yo pueda tener la fuerza y la voluntad para continuar con mi labor de madre y el trabajo bien hecho.

Gracias Señor, por tu misericordia y los dones recibidos, que en el comenzar de cada día te vea presente en la creación y las nuevas oportunidades que me brindas, que pueda aprovechar de los regalos que llegan a mi y los pueda distinguir sin bacilar.

 En este nuevo día Señor te damos gracias ¡oh Dios omnipotente y Señor de lo creado! Todo cuanto existe es obra de tu mano. Por Ti nacen las flores y reverdece el campo, los árboles dan fruto y el sol nos da sus rayos. Te alaban en las ramas los pájaros y en el agua los peces cantan tu nombre. Santo, santo, santo, guía Dios inmenso hoy y siempre nuestros pasos para que eternamente sigamos tus caminos, inúndanos con tu santo espíritu, Amén!!.

Saturday, March 28, 2015

Juan Nepomuceno Zegrí y Moreno


riga
Juan Nepomuceno Zegrí y Moreno (1831-1905)
Juan Nepomuceno Zegrí y Moreno (1831-1905)
Juan Nepomuceno Zegrí y Moreno, fundador de la Congregación religiosa de las Hermanas Mercedarias de la Caridad, nació en Granada, el 11 de octubre de 1831, en el seno de una familia cristiana. Sus padres, don Antonio Zegrí Martín y doña Josefa Moreno Escudero, le dieron una esmerada y cuidada educación. Forjaron su rica personalidad en los valores humano‑evangélicos, haciendo de él un verdadero cristiano, comprometido con la causa de Jesucristo y de los pobres, desde su juventud. Fue un excelente estudiante y una gran persona. Cursó estudios de humanidades y de jurisprudencia, destacando por su inteligencia, pero, sobre todo, por su gran humanidad y por una intensa vida cristiana: dedicado a la oración y a la caridad con los pobres. 
Dios Padre, que llama a los que quiere para realizar sus grandes obras, le llamó a participar del sacerdocio de Jesucristo para servir a los seres humanos el Evangelio de la caridad redentora. Cursó sus estudios en el Seminario de San Dionisio de Granada, siendo ordenado sacerdote en la catedral de Granada el día 2 de junio de 1855. Ser sacerdote de Jesucristo fue su gran vocación, de tal manera que estaba dispuesto a los mayores sacrificios, con tal de realizar este sueño, alimentado desde su temprana juventud.
Como sacerdote estuvo en las parroquias de Huétor Santillán y de San Gabriel de Loja (Granada). En ambas parroquias desarrolló su vocación de pastor, a ejemplo del Buen Pastor, que da la vida por sus ovejas. Cuando tomó posesión de una de estas parroquias, dijo lo que quería ser para los demás desde la vocación que había recibido: como buen pastor, correr tras las ovejas descarriadas; como médico, curar los corazones enfermos a causa de la culpa y derramar sobre todos la esperanza; como padre, ser la providencia visible para todos aquellos que, gimiendo en la orfandad, beben el cáliz de la amargura y se alimentan con el pan de la tribulación. Su vida sacerdotal estuvo presidida por una profunda experiencia de Dios; un profundo amor a Jesucristo Redentor, con quien se configuró, aprendiendo desde el sufrimiento la obediencia; un gran amor a María, su sin igual Madre y protectora; una vida intensa de oración, fuente de caridad; una pasión grande por el Reino en sus pobres, y un intenso amor a la Iglesia, viviendo la comunión con ella, a pesar de la oscuridad de la fe y de los sufrimientos que le llegaron desde el seno de la misma Iglesia.
Fue un evangelizador infatigable. Le gustaba orar, reflexionar y escribir sus sermones. No decía lo que no oraba, y proclamaba lo que estaba en el centro de su corazón, inflamado por el amor de Dios. Anunciaba lo que creía. Su palabra invitaba a todos a vivir la vida cristiana con radicalidad y los sagrados vínculos de la religión cristiana. Toda su vida fue Eucaristía, pan partido para ser comido; celebración del amor de Dios en la entrega de su propia existencia. Y fue, también, reconciliación. Celebró el sacramento del perdón haciéndose perdón, misericordia y compasión para todos, especialmente para sus enemigos y para aquellos que le calumniaron.
Ostentó cargos importantes, pero él vivió la maravillosa humildad de Dios, revelada en el himno de la carta a los Filipenses 2,5. Fue examinador sinodal en las diócesis de Granada, Jaén y Orihuela; juez sinodal y secretario en oposiciones a curatos en la diócesis de Málaga; Canónigo de la catedral de Málaga y visitador de religiosas. También fue formador de seminaristas, predicador de su Majestad la Reina, Isabel II, y capellán real. 
Impactado por los problemas sociales y por las necesidades de los más desfavorecidos, se sintió llamado a fundar una Congregación religiosa para liberar a los seres humanos de sus esclavitudes. La funda bajo la protección e inspiración de María de la Merced, la peregrina humilde de la gratuidad de Dios, en Málaga, el 16 de marzo de 1878. El fin: Practicar todas las obras de misericordia espirituales y corporales en la persona de los pobres, pidiendo a las religiosas que todo cuanto hicieran fuera en bien de la humanidad, en Dios, por Dios y para Dios. La Congregación, en pocos años, se extiende por muchas diócesis españolas bajo la exigencia de la dinamicidad de su inspiración carismática: Curar todas las llagas, remediar todos los males, calmar todos los pesares, desterrar todas las necesidades, enjugar todas las lágrimas, no dejar, si posible fuera en todo el mundo, un solo ser abandonado, afligido, desamparado, sin educación religiosa y sin recursos. El P. Zegrí, inflamado en el amor de Dios, llegó a decir que la caridad es la única respuesta a todos los problemas sociales y que no concluirá mientras haya un solo dolor que curar, una sola desgracia que consolar, una sola esperanza que derramar en los corazones ulcerados; mientras haya regiones lejanas que evangelizar, sudores que verter y sangre que derramar para fecundar las almas y engendrar la verdad en la tierra.
Probado como oro en el crisol, y enterrado en el surco de la tierra, como el grano de trigo, pues fue calumniado y apartado de la obra por él fundada, primero por la Iglesia, y después, por las mismas religiosas, muere un 17 de marzo de 1905 en la ciudad de Málaga, solo y abandonado, como él había decidido morir; a ejemplo del Crucificado, fijos los ojos en el autor y consumador de nuestra fe. Muere como fiel hijo de la Iglesia, y bajo el signo de la obediencia de la fe, como los grandes testigos y los grandes creyentes.
Elaboró una rica espiritualidad en la que hoy bebemos las religiosas, los mercedarios de la caridad y tantos laicos que, impactados por su vida, por la caridad que derramó en los pobres y por la forma en que decidió morir, quieren hacer camino de vida cristiana desde su inspiración carismática. Los ejes fundamentales de la misma son:
— la caridad redentora, para hacer beneficios a la humanidad y servir a los pobres el Evangelio del amor y de la ternura de Dios, pues la caridad, que es Dios, se manifiesta enjugando lágrimas, socorriendo infortunios, haciendo bien a todos y dejando a su paso torrentes de luz
— el amor y la configuración con Jesucristo Redentor, en su misterio pascual, pues el rasgo de amor místico que casi identifica con Jesucristo el corazón del hombre, desprendido de toda recompensa, es el sublime ideal de la caridad
— el amor a María de la Merced, pues Ntra. Sra. de las Mercedes es de todos y para todos, ya que no hay título más dulce, invocación más suave, nomenclatura más amplia que la merced y misericordia de María. 
Vivió e hizo suyas todas las virtudes cristianas de manera heroica, sobre todo la fe, la esperanza y la caridad, y todas aquellas virtudes humanas que dan elegancia a la caridad y la hacen entrañable en las relaciones: humildad, afabilidad, dulzura, ternura, misericordia, bondad, mansedumbre, paciencia, generosidad, gratuidad y benevolencia. También se distinguió por su prudencia, por su fortaleza en el sufrimiento, por su transparencia en la búsqueda de la verdad y por el sentido de la justicia que tuvieron todos sus actos y decisiones. La Iglesia reconoció sus virtudes heroicas proclamándolo Venerable el día 21 de diciembre del año 2001. 
Dios Padre, por su intercesión, realizó un milagro, en la persona de Juan de la Cruz Arce, en la ciudad de Mendoza, Argentina, que la Iglesia ha considerado de segundo grado, restituyéndole el páncreas, que se le había extirpado totalmente en una intervención quirúrgica. 
Su vida es un desafío para todos los que seguimos su espiritualidad, no tanto por lo que hizo, sino porque supo amar a la manera de Dios, sirviendo el Evangelio de la caridad a los más necesitados. Él nos reveló que la ternura y la misericordia de Dios se hacen realidad en el corazón de los seres humanos por el misterio de la redención del Hijo y haciendo camino con Él. El P. Zegrí hizo camino de discipulado entregándose total y exclusivamente a Jesucristo crucificado, como podemos leer en su testamento espiritual, viviendo sus mismas actitudes y sentimientos, ofreciéndose totalmente a Él para bien de la humanidad; perdonando a quienes le calumniaron, no teniendo en cuenta el mal y creando lazos de comunión, de encuentro y de relación; construyendo humanidad nueva en aras de la caridad más exquisita y amando a María, la mujer nueva, que sostuvo su existencia en la fe y su fe anclada en el misterio de Dios.
Su beatificación nos introduce a todos en la merced de Dios, en ese espacio de gratuidad en la que el Señor es jaris permanente, gracia liberada y redención de todo lo que oprime a los hombres y mujeres de hoy. A este testigo de la caridad de Dios nos encomendamos para que el Espíritu Santo transforme nuestra vida en fuego de amor, de tal manera que en nuestro camino de discipulado, y cargando sobre nuestros hombros los dolores de la humanidad, nos asemejemos a un astro que ilumina sin quemar, a una ráfaga que purifica sin destruir, a un arroyo que fecunda sin inundar.

Monday, March 2, 2015



Meditación del Papa Francisco
Si en nuestro corazón no hay misericordia, no estamos en comunión con Dios.«¡Aquí está todo el Evangelio, está el cristianismo! ¡Pero miren que no es sentimiento, no es “ostentación de buenos sentimientos”! Al contrario, la misericordia es la verdadera fuerza que puede salvar al hombre y al mundo del “cáncer” que es el pecado, el mal moral, el mal espiritual. Sólo el amor llena los vacíos, los abismos negativos que el mal abre en el corazón y en la historia. Sólo el amor puede hacer esto. Y ésta es la alegría de Dios.
Jesús es todo misericordia, Jesús es todo amor: es Dios hecho hombre. Cada uno de nosotros, cada uno de nosotros es esa oveja perdida, esa moneda perdida, cada uno de nosotros es ese hijo que ha desperdiciado su propia libertad siguiendo ídolos falsos, espejismos de felicidad, y ha perdido todo.
Pero Dios no nos olvida, el Padre no nos abandona jamás. Pero es un Padre paciente, nos espera siempre. Respeta nuestra libertad, pero permanece siempre fiel. Y cuando volvemos a Él, nos acoge como hijos, en su casa, porque no deja jamás, ni siquiera por un momento, de esperarnos, con amor. Y su corazón está de fiesta por cada hijo que vuelve. Está de fiesta porque es alegría. Dios tiene esta 
alegría, cuando uno de nosotros, pecadores, va a Él y pide su perdón.» (S.S. Francisco, Ángelus del 
15 de septiembre de 2013).
Por eso también debemos perdonarnos a nosotros mismos y de esta manera perdonaremos a los demás, siempre conscientes que Dios es compasión y caridad, la caridad comienza por casa y aquellos que tenemos cerca, los que viven con nosotros, nuestros vecinos y compañeros de trabajo.

Saturday, February 14, 2015

Mi Valentino



En un día tan frío y gris, quisiera encontrar la tierna rosa, la cálida brisa.
En los tiempos duros de lejanía tu cercanía mi mejor regalo.
En la desesperanza de mis arrugas, tus grandes manos para alisarlas.
En la soledad, la música de tu voz será mi aliento.
En la escasez tu eres la abundancia y la esperanza.
En la oscuridad mi sol, mi primavera, mis mejores sueños.
En mi vida tú mi Valentino para colmar la dicha y la gloria del amor puro y bello.

A mi esposo...

Tuesday, January 27, 2015

¿Cómo saber escuchar la voluntad de Dios?

                        ¿Cómo saber escuchar la voluntad de Dios?
                 Quisiéramos que nos hablare, ¿verdad?. 
                 Pero cuantas veces nos habla y no comprendemos.          
               

1.     VOZ AUDIBLE DE DIOS: Algunas personas han oído a Dios hablándoles audiblemente. Sin embargo, esta forma de comunicación es rara y no debe ser pretendida, esperada, o no debe confiarse en ella aisladamente.
2.     VOZ DIRECTA DEL ESPIRITU SANTO: Para la mayoría de nosotros, la voz directa de Dios suena como nuestros propios pensamientos. Es posible tener conversaciones reales con Dios usando nuestra imaginación, pero es difícil saber cuánto es sólo nuestra imaginación y cuánto es Dios. Por lo tanto, siempre debemos pedirle al Espíritu Santo que bendiga y purifique nuestra imaginación.
3.     PAZ INTERIOR: sea que estemos luchando para discernir las decisiones correctas o las hagamos instantáneamente, debemos siempre recordar hacer una pausa y preguntarle al Espíritu Santo: "¿Qué está pasando? ¿Quién o qué me empuja a esto?" La fuerza motriz puede parecer lógica, las personas que lo recomiendan pueden parecer racionales, pero si no hay paz interior, no confíes.
4.     PRIORIDADES CORRECTAS: Sensación de paz no es lo mismo que sentirse bien. Es natural sentirse bien acerca de una decisión equivocada cuando nuestros deseos humanos están diciendo, "¡Quiero hacer esto!" Y ni siquiera las buenas ideas son siempre ideas de Dios.¿Qué opción sirve mejor al Reino de Dios? ¿Cuál fortalece nuestra relación con Dios? ¿Cuál es la que considera nuestras propias necesidades mientras que al mismo tiempo respetuosamente se preocupa por las necesidades de los demás?
5.     LA ESCRITURA: Todo lo que escuchamos de parte del Señor estará totalmente de acuerdo con la Biblia, pero esto significa que tenemos que tener una buena comprensión de lo que está en la Biblia. Podemos purificar nuestro discernimiento e interpretación de las voces internas mediante el estudio de las escrituras, pero si tomamos los versículos fuera de contexto, los utilizaremos para demostrar cualquier cosa. Es importante conocer la Biblia y su mensaje como un todo.
6.     CIRCUNSTANCIAS: Cuando se producen patrones o las "coincidencias" siguen sucediendo, tenemos que parar y preguntar,"Señor, ¿qué intentas decirme?" Dios prepara el camino para hacer lo que él pide de nosotros, y generalmente todo encaja. Cuando seguimos golpeando las paredes (es decir, circunstancias que parecen puertas cerradas) Dios podría estar diciéndonos que nos movamos en una dirección diferente. Sin embargo, los obstáculos son a menudo oportunidades para confiar más en Dios y dar un salto de fe. No podemos confiar solamente en nuestra interpretación de las circunstancias.
7.     SEÑALES: La escritura dice que si estamos viviendo según la voluntad de Dios, señales y prodigios le seguirán. Fíjate: le seguirán. No somos buscadores de maravillas, somos buscadores de Dios. El diablo puede poner señales engañosas y enviarnos en direcciones equivocadas. Los verdaderos signos son los buenos frutos que brotan por seguir la guía de Jesús.

Thursday, January 22, 2015

Pide con Confianza y Desata Nudos



Como he venido diciéndoles ya que lo he comprobado con migo y quiero compartirlo con ustedes y todas aquellas personas de fe. Cuando estamos abatidos y desalentados acudamos a Jesús y María sin dudar un instante, encomendemos nuestras cargas y pidamos que se desaten aquellos nudos que vienen del pecado o del mal.  Pidamos por nosotros o por el hermano que padece que seremos escuchados, no importa el tamaño del problema, pero eso sí que ocurrirá en el tiempo de Dios, es decir en el tiempo oportuno, de modo que a pedir con serenidad, con amor con respeto y sin imposiciones.  Nosotros no damos las instrucciones, por el contrario las seguimos y obedecemos.

Claro está que si podemos hacer algo práctico por desenlazar los nudos de estas situaciones, lo debemos hacer con prudencia y con valor, si fuera necesario. Pero a veces los nudos son demasiado complicados para poderlo desatar nosotros. Y ofrecer al Señor con humildad las molestias que nos causa tales situaciones y al mismo tiempo con confianza pedirle que, si es su voluntad, sea Él quien con su poder desate los nudos que el pecado o egoísmo humanos han realizado, es un acto de santificación que nos llena de una gran paz en medio del dolor.
Una tal actitud y oración de ofrecimiento la vemos en María sobre todo cuando Ella, al pie de la cruz, ofrece su Corazón Inmaculado al Padre, uniéndolo al de Su Hijo. Nosotros podemos ofrecer también los pequeños sufrimientos de cada día como oración al Padre, unidos a Jesús y a María. No temamos en ofrecer incluso "pajitas" como decía Santa Teresa, que hablaba del ofrecimiento de pequeñas cosas al Señor, porque, decía ella: "yo no soy para más" y el Señor "todo lo recibe" (Libro de la Vida, 31, 23). Sí, el Señor todo lo recibe. También las pequeñas pajitas de nuestros sufrimientos, que ponemos en el fuego de su amor como obsequio de amor nuestro.
Aprendamos a ofrecer al Señor todo, incluyendo la propia miseria. Ofrezcámosle a Él sobre todo esas situaciones nuestras, de parientes, de amigos, de nuestra comunidad, de nuestra patria que, por lo complejas que son, no pueden ser cambiadas de un momento a otro, pero que siempre están bajo el poder y la providencia divinos. El Señor todo lo recibe, también nuestros más pequeños ofrecimientos de amor que se convierten así en una oración sencilla y sincera.

Monday, January 19, 2015

Novena infalible a María desatadora de nudos


Novena a María, Desatadora de Nudos.


 

Novena infalible a María desatadora de nudos

En una antigua iglesia de Alemania existe una imagen cuya copia llegó a Argentina en el año 1984 a través de un sacerdote que se sintió conmovido al observar en su lugar de origen la fe y culto que se le rendía a la advocación de Maria en ese país europeo.

La imagen de Nuestra Señora Desatanudos es un cuadro pintado por un artista desconocido y data del año 1700. En la misma puede verse a Maria rodeada de Ángeles pequeños protegida por la luz del Espíritu Santo en el símbolo de una paloma sobre su cabeza. Se encuentra de pie pisando la cabeza de una serpiente. Un ángel a su izquierda le alcanza las cintas anudadas y otro ángel a su derecha recoge las cintas estiradas, sin nudos. Abajo del cuadro puede apreciarse a un hombre caminando a oscuras guiado por la compañía de un ángel, lo cual nos remite a San Rafael guiando en su camino a Tobías en su viaje para cobrar una deuda.

Esta imagen tambien puede interpretarse como la guía celestial por parte de los ángeles, auxiliares de Dios, en los oscuros caminos de la vida terrenal. La imagen de Maria desatadora de nudos tiene una clara referencia a los problemas humanos que se simbolizan como energías que atascan el normal flujo de comunicación entre Dios y los humanos, representados en cintas que la Virgen desata y destraba con ayuda de los ángeles.

Esta imagen es conocida en Alemania como Nuestra Señora de Knotenlöserin y el original se encuentra en la iglesia de San Peter am Perlach, ciudad de Augsburgo de la zona pre-alpina. En su culto de América, mas precisamente en Argentina, se la conoce como Nuestra Señora Desatanudos. Son muchas las personas que se acercan a esta advocación tratando de encontrar un alivio a sus males, y aun cuando siempre se trate de la imagen de la Virgen María, su veneración es relativamente nueva en América.

Cuando comenzó su culto a través de pequeñas imágenes que las personas recibían, tambien se propagaron las noticias de ser muy milagrosa cuando se la invocaba y se le pedían gracias. Numerosos testimonios de personas decían haber recibido de la Inmaculada Concepción en la advocación de Nuestra Señora Desatanudos, milagros de curaciones, nuevas oportunidades, paz a sus hogares y tantos mas relatos en boca de fieles que buscaban esta imagen en todas partes, pero no existía un lugar donde rendirle culto, entonces el mismo pueblo argentino de Buenos Aires y alrededores solicitó que las autoridades eclesiásticas brindaran un sitio a la imagen de Maria para poder concentrar sus oraciones. Fue axial que la iglesia se mostró conforme y se le encargó a una artista plástica, Ana B. de Verti, la reproducción del original que se encuentra en Alemania para colocarla en una iglesia de Buenos Aires.


The Novena has the Cardinal ecclesiastical approval, receiving the "NIHIL OBSTAT and IMPRIMATUR
Imprimatur Paris Archdiocese
Novena Desatanudos -Día 1


  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.



Día Primero: 

Our Lady Undoer of Knots

Santa Madre amada mía, Santa María, que desatas los “nudos” que oprimen la vida de tus hijos, tiende Tus manos misericordiosos hacia mí. Te doy hoy este “nudo” (nombrarlo Si es posible) y cada consecuencia negativa que este provoca en mi Vida. Te doy este “nudo” que me tormenta, me hace infeliz y me impide unirme a Ti y a Tu Hijo Jesús Salvador.

Recurro a Ti María que desatas estos nudos porque tengo Confianza en Ti y Se que nunca desamparas a un pecador que te súplica de tu ayuda. Creo que Tu puedes desatar estos nudos porque eres mi Madre. Se que Lo Harás porque me amas con amor eterno. Gracias Madre amada mía

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor.


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 2
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día segundo
Our Lady Undoer of Knots
María Madre muy amada, Reina de Gracia, mi corazón se dirige hoy hacia Ti. Me reconozco pecador y necesito de Ti No tuve en cuenta Tus gracias a causa de mi egoísmo, de mi rencor, de la falta de generosidad y de humildad.

Hoy me dirijo a Ti, “María que desata los nudos” para que Tu pidas por mí, a Tu Hijo Jesús la pureza de corazón, el despego, la humildad y la Confianza. Viviré éste día con estas virtudes. Te las ofrezco como prueba de mi amor para Ti. Pongo este "nudo" ( nombrarlo Si es posible) en Tus manos porque me impide ver la Gloria de Dios.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor



Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 3
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.


Día tercero

Our Lady Undoer of Knots
Madre mediadora, Reina del cielo, en cuyas manos están las riquezas del Rey, dirige a mi Tus ojos misericordiosos. Pongo en Tus manos santas este “nudo” de mi Vida (nómbralo Si es posible) y todo el resentimiento que resulta de esta atadura.

Dios Padre, te pido perdón por mis pecados. Ayúdame ahora a perdonar cada persona que deliberadamente o inconscientemente, ha provocado este “nudo”. Gracias a esta liberación Tu podrás desatarlo, Madre amada mía delante de Ti, y en Nombre de Tu Hijo Jesús mi Salvador, que fue tan ofendido, y que supo perdonar, perdono ahora a estas personas (taerlas a tu corazón y perdonarlas con amor) y también a mi mismo por siempre.

“María que desata los nudos”, te agradezco porque desatas en mi corazón el “nudo” del rencor y el “nudo” que hoy te presento. Amén.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Quién quiere la gracia, que se dirija a María.


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.
Novena Desatanudos -Día 4
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día cuarto

Our Lady Undoer of Knots

Santa Madre amada mía, que acoges a todos aquellos que buscan tu ayuda, Ten piedad de mi. Pongo en Tus manos este ”nudo” (nombrarlo Si es posible) que me impide ser feliz, me impide vivir en paz, mi alma está paralizada y me impide caminar hacia mi Señor y servirlo.
Desata este ”nudo” de mi Vida, o Madre mía. Pide a Jesús la curación de mi Fe paralizada que tropieza en las piedras del camino.
Camina conmigo, Madre amada mía, para que sea consciente que estas piedras que son en realidad amigas; que deje de murmurar y aprenda a dar gracias, a sonreír en cada momento, porque tengo Confianza en Ti.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.

María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor.

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.
Novena Desatanudos -Día 5
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día quinto 

Our Lady Undoer of Knots

“Madre que desata los nudos”generosa y llena de compasión, me dirijo a ti para poner, una vez más, esté “nudo” en tus manos (nombrarlo si es posible). Te pido la sabiduría de Dios, para que yo consiga a la Luz del Espíritu Santo y desatar éste cúmulo de dificultades.
Nadie te ha visto nunca enojada, al contrario, tus palabras son tan llenas de dulzura que se ve en ti él Espíritu Santo líbrame de las amarguras, de la cólera y del odio que este “nudo” me ha causado. Madre mía amada, dame tu dulzura y tu sabiduría, enséñame a meditar en el silencio de mi corazón y así como has hecho el día de Pentecostés, intercede con Jesús para que reciba en mi vida el Espíritu Santo, el espíritu de Dios que venga sobre mí.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.

María es omnipotente con Dios. 

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 6
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día sexto:

Our Lady Undoer of Knots
Reina de misericordia, te doy este “nudo” de mi vida (nombrarlo si es posible) y te pido darme un corazón que sepa ser paciente hasta que tu desates este “nudo”. Enséñame a escuchar la palabra de tu Hijo, a confesarme, a comulgar, por esto quédate conmigo María. Prepara mi corazón a festejar con los ángeles la gracia que tu me éstas obteniendo.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Eres hermosa María y ninguna mancha está en Ti.

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 7

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.


Día Séptimo

Our Lady Undoer of Knots
Madre Purísima, me dirijo hoy a ti, te suplico desatar este nudo de mi vida (nombrarlo si es posible) y liberarme de la influencia del mal.
Dios te ha concedido un gran poder sobre todos los demonios.
Hoy renuncio a los demonios ya todos los lazos que tuve con ellos.
Proclamo que Jesús es mí único salvador y mi único señor.
Oh! ”María que desata nudos” aplasta la cabeza del demonio.
Destruye las trampas provocadas de éstos “nudos” en mi vida.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Eres la gloria de Jerusalén, eres él honor de nuestro pueblo. 



Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 8

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día Octavo

Our Lady Undoer of Knots
Virgen Madre de Dios, rica en misericordia, ten piedad de mi, tu hijito y desata los nudos (nómbralo si es posible) de mi vida. Yo necesito que tu me visites, así como has hecho con Elisabeth. Llévame a Jesús, llévame al Espíritu Santo.
Enséñame el coraje, el gozo, la humildad, y como Elisabeth, lléname de Espíritu Santo. Quiero que tu seas mi madre. Mi reina y mi amiga.
Te doy mi corazón y todo lo que me pertenece: mi casa, mi familia, mis bienes interiores y exteriores. Yo te pertenezco a ti para siempre. Pon en mí tu corazón para que yo haga todo lo que Jesús dicte mi hacer.

“María que desata los nudos”, ruega por mi.
Caminemos llenos de confianza hacia el trono de la gracia. 


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.


Novena Desatanudos -Día 9

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día Noveno

Our Lady Undoer of Knots
Madre Santísima, nuestra abogada, tu que desatas los “nudos” vengo hoy a agradecerte de haber desatado este “nudo” (nombrar el nudo desatado) de mi vida. Conoces el dolor que me ha causado. Gracias Madre mía amada, te doy gracias porque has desatado los “nudos” de mi vida. Envuélveme en el Tu manto de amor, protégeme, ilumíname con tu paz.

María que desata los nudos. Ruega por mí

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.