Perú

Perú

Tuesday, January 27, 2015

¿Cómo saber escuchar la voluntad de Dios?

                        ¿Cómo saber escuchar la voluntad de Dios?
                 Quisiéramos que nos hablare, ¿verdad?. 
                 Pero cuantas veces nos habla y no comprendemos.          
               

1.     VOZ AUDIBLE DE DIOS: Algunas personas han oído a Dios hablándoles audiblemente. Sin embargo, esta forma de comunicación es rara y no debe ser pretendida, esperada, o no debe confiarse en ella aisladamente.
2.     VOZ DIRECTA DEL ESPIRITU SANTO: Para la mayoría de nosotros, la voz directa de Dios suena como nuestros propios pensamientos. Es posible tener conversaciones reales con Dios usando nuestra imaginación, pero es difícil saber cuánto es sólo nuestra imaginación y cuánto es Dios. Por lo tanto, siempre debemos pedirle al Espíritu Santo que bendiga y purifique nuestra imaginación.
3.     PAZ INTERIOR: sea que estemos luchando para discernir las decisiones correctas o las hagamos instantáneamente, debemos siempre recordar hacer una pausa y preguntarle al Espíritu Santo: "¿Qué está pasando? ¿Quién o qué me empuja a esto?" La fuerza motriz puede parecer lógica, las personas que lo recomiendan pueden parecer racionales, pero si no hay paz interior, no confíes.
4.     PRIORIDADES CORRECTAS: Sensación de paz no es lo mismo que sentirse bien. Es natural sentirse bien acerca de una decisión equivocada cuando nuestros deseos humanos están diciendo, "¡Quiero hacer esto!" Y ni siquiera las buenas ideas son siempre ideas de Dios.¿Qué opción sirve mejor al Reino de Dios? ¿Cuál fortalece nuestra relación con Dios? ¿Cuál es la que considera nuestras propias necesidades mientras que al mismo tiempo respetuosamente se preocupa por las necesidades de los demás?
5.     LA ESCRITURA: Todo lo que escuchamos de parte del Señor estará totalmente de acuerdo con la Biblia, pero esto significa que tenemos que tener una buena comprensión de lo que está en la Biblia. Podemos purificar nuestro discernimiento e interpretación de las voces internas mediante el estudio de las escrituras, pero si tomamos los versículos fuera de contexto, los utilizaremos para demostrar cualquier cosa. Es importante conocer la Biblia y su mensaje como un todo.
6.     CIRCUNSTANCIAS: Cuando se producen patrones o las "coincidencias" siguen sucediendo, tenemos que parar y preguntar,"Señor, ¿qué intentas decirme?" Dios prepara el camino para hacer lo que él pide de nosotros, y generalmente todo encaja. Cuando seguimos golpeando las paredes (es decir, circunstancias que parecen puertas cerradas) Dios podría estar diciéndonos que nos movamos en una dirección diferente. Sin embargo, los obstáculos son a menudo oportunidades para confiar más en Dios y dar un salto de fe. No podemos confiar solamente en nuestra interpretación de las circunstancias.
7.     SEÑALES: La escritura dice que si estamos viviendo según la voluntad de Dios, señales y prodigios le seguirán. Fíjate: le seguirán. No somos buscadores de maravillas, somos buscadores de Dios. El diablo puede poner señales engañosas y enviarnos en direcciones equivocadas. Los verdaderos signos son los buenos frutos que brotan por seguir la guía de Jesús.

Thursday, January 22, 2015

Pide con Confianza y Desata Nudos



Como he venido diciéndoles ya que lo he comprobado con migo y quiero compartirlo con ustedes y todas aquellas personas de fe. Cuando estamos abatidos y desalentados acudamos a Jesús y María sin dudar un instante, encomendemos nuestras cargas y pidamos que se desaten aquellos nudos que vienen del pecado o del mal.  Pidamos por nosotros o por el hermano que padece que seremos escuchados, no importa el tamaño del problema, pero eso sí que ocurrirá en el tiempo de Dios, es decir en el tiempo oportuno, de modo que a pedir con serenidad, con amor con respeto y sin imposiciones.  Nosotros no damos las instrucciones, por el contrario las seguimos y obedecemos.

Claro está que si podemos hacer algo práctico por desenlazar los nudos de estas situaciones, lo debemos hacer con prudencia y con valor, si fuera necesario. Pero a veces los nudos son demasiado complicados para poderlo desatar nosotros. Y ofrecer al Señor con humildad las molestias que nos causa tales situaciones y al mismo tiempo con confianza pedirle que, si es su voluntad, sea Él quien con su poder desate los nudos que el pecado o egoísmo humanos han realizado, es un acto de santificación que nos llena de una gran paz en medio del dolor.
Una tal actitud y oración de ofrecimiento la vemos en María sobre todo cuando Ella, al pie de la cruz, ofrece su Corazón Inmaculado al Padre, uniéndolo al de Su Hijo. Nosotros podemos ofrecer también los pequeños sufrimientos de cada día como oración al Padre, unidos a Jesús y a María. No temamos en ofrecer incluso "pajitas" como decía Santa Teresa, que hablaba del ofrecimiento de pequeñas cosas al Señor, porque, decía ella: "yo no soy para más" y el Señor "todo lo recibe" (Libro de la Vida, 31, 23). Sí, el Señor todo lo recibe. También las pequeñas pajitas de nuestros sufrimientos, que ponemos en el fuego de su amor como obsequio de amor nuestro.
Aprendamos a ofrecer al Señor todo, incluyendo la propia miseria. Ofrezcámosle a Él sobre todo esas situaciones nuestras, de parientes, de amigos, de nuestra comunidad, de nuestra patria que, por lo complejas que son, no pueden ser cambiadas de un momento a otro, pero que siempre están bajo el poder y la providencia divinos. El Señor todo lo recibe, también nuestros más pequeños ofrecimientos de amor que se convierten así en una oración sencilla y sincera.

Monday, January 19, 2015

Novena infalible a María desatadora de nudos


Novena a María, Desatadora de Nudos.


 

Novena infalible a María desatadora de nudos

En una antigua iglesia de Alemania existe una imagen cuya copia llegó a Argentina en el año 1984 a través de un sacerdote que se sintió conmovido al observar en su lugar de origen la fe y culto que se le rendía a la advocación de Maria en ese país europeo.

La imagen de Nuestra Señora Desatanudos es un cuadro pintado por un artista desconocido y data del año 1700. En la misma puede verse a Maria rodeada de Ángeles pequeños protegida por la luz del Espíritu Santo en el símbolo de una paloma sobre su cabeza. Se encuentra de pie pisando la cabeza de una serpiente. Un ángel a su izquierda le alcanza las cintas anudadas y otro ángel a su derecha recoge las cintas estiradas, sin nudos. Abajo del cuadro puede apreciarse a un hombre caminando a oscuras guiado por la compañía de un ángel, lo cual nos remite a San Rafael guiando en su camino a Tobías en su viaje para cobrar una deuda.

Esta imagen tambien puede interpretarse como la guía celestial por parte de los ángeles, auxiliares de Dios, en los oscuros caminos de la vida terrenal. La imagen de Maria desatadora de nudos tiene una clara referencia a los problemas humanos que se simbolizan como energías que atascan el normal flujo de comunicación entre Dios y los humanos, representados en cintas que la Virgen desata y destraba con ayuda de los ángeles.

Esta imagen es conocida en Alemania como Nuestra Señora de Knotenlöserin y el original se encuentra en la iglesia de San Peter am Perlach, ciudad de Augsburgo de la zona pre-alpina. En su culto de América, mas precisamente en Argentina, se la conoce como Nuestra Señora Desatanudos. Son muchas las personas que se acercan a esta advocación tratando de encontrar un alivio a sus males, y aun cuando siempre se trate de la imagen de la Virgen María, su veneración es relativamente nueva en América.

Cuando comenzó su culto a través de pequeñas imágenes que las personas recibían, tambien se propagaron las noticias de ser muy milagrosa cuando se la invocaba y se le pedían gracias. Numerosos testimonios de personas decían haber recibido de la Inmaculada Concepción en la advocación de Nuestra Señora Desatanudos, milagros de curaciones, nuevas oportunidades, paz a sus hogares y tantos mas relatos en boca de fieles que buscaban esta imagen en todas partes, pero no existía un lugar donde rendirle culto, entonces el mismo pueblo argentino de Buenos Aires y alrededores solicitó que las autoridades eclesiásticas brindaran un sitio a la imagen de Maria para poder concentrar sus oraciones. Fue axial que la iglesia se mostró conforme y se le encargó a una artista plástica, Ana B. de Verti, la reproducción del original que se encuentra en Alemania para colocarla en una iglesia de Buenos Aires.


The Novena has the Cardinal ecclesiastical approval, receiving the "NIHIL OBSTAT and IMPRIMATUR
Imprimatur Paris Archdiocese
Novena Desatanudos -Día 1


  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.



Día Primero: 

Our Lady Undoer of Knots

Santa Madre amada mía, Santa María, que desatas los “nudos” que oprimen la vida de tus hijos, tiende Tus manos misericordiosos hacia mí. Te doy hoy este “nudo” (nombrarlo Si es posible) y cada consecuencia negativa que este provoca en mi Vida. Te doy este “nudo” que me tormenta, me hace infeliz y me impide unirme a Ti y a Tu Hijo Jesús Salvador.

Recurro a Ti María que desatas estos nudos porque tengo Confianza en Ti y Se que nunca desamparas a un pecador que te súplica de tu ayuda. Creo que Tu puedes desatar estos nudos porque eres mi Madre. Se que Lo Harás porque me amas con amor eterno. Gracias Madre amada mía

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor.


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 2
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día segundo
Our Lady Undoer of Knots
María Madre muy amada, Reina de Gracia, mi corazón se dirige hoy hacia Ti. Me reconozco pecador y necesito de Ti No tuve en cuenta Tus gracias a causa de mi egoísmo, de mi rencor, de la falta de generosidad y de humildad.

Hoy me dirijo a Ti, “María que desata los nudos” para que Tu pidas por mí, a Tu Hijo Jesús la pureza de corazón, el despego, la humildad y la Confianza. Viviré éste día con estas virtudes. Te las ofrezco como prueba de mi amor para Ti. Pongo este "nudo" ( nombrarlo Si es posible) en Tus manos porque me impide ver la Gloria de Dios.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor



Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 3
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.


Día tercero

Our Lady Undoer of Knots
Madre mediadora, Reina del cielo, en cuyas manos están las riquezas del Rey, dirige a mi Tus ojos misericordiosos. Pongo en Tus manos santas este “nudo” de mi Vida (nómbralo Si es posible) y todo el resentimiento que resulta de esta atadura.

Dios Padre, te pido perdón por mis pecados. Ayúdame ahora a perdonar cada persona que deliberadamente o inconscientemente, ha provocado este “nudo”. Gracias a esta liberación Tu podrás desatarlo, Madre amada mía delante de Ti, y en Nombre de Tu Hijo Jesús mi Salvador, que fue tan ofendido, y que supo perdonar, perdono ahora a estas personas (taerlas a tu corazón y perdonarlas con amor) y también a mi mismo por siempre.

“María que desata los nudos”, te agradezco porque desatas en mi corazón el “nudo” del rencor y el “nudo” que hoy te presento. Amén.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Quién quiere la gracia, que se dirija a María.


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.
Novena Desatanudos -Día 4
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día cuarto

Our Lady Undoer of Knots

Santa Madre amada mía, que acoges a todos aquellos que buscan tu ayuda, Ten piedad de mi. Pongo en Tus manos este ”nudo” (nombrarlo Si es posible) que me impide ser feliz, me impide vivir en paz, mi alma está paralizada y me impide caminar hacia mi Señor y servirlo.
Desata este ”nudo” de mi Vida, o Madre mía. Pide a Jesús la curación de mi Fe paralizada que tropieza en las piedras del camino.
Camina conmigo, Madre amada mía, para que sea consciente que estas piedras que son en realidad amigas; que deje de murmurar y aprenda a dar gracias, a sonreír en cada momento, porque tengo Confianza en Ti.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.

María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor.

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.
Novena Desatanudos -Día 5
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día quinto 

Our Lady Undoer of Knots

“Madre que desata los nudos”generosa y llena de compasión, me dirijo a ti para poner, una vez más, esté “nudo” en tus manos (nombrarlo si es posible). Te pido la sabiduría de Dios, para que yo consiga a la Luz del Espíritu Santo y desatar éste cúmulo de dificultades.
Nadie te ha visto nunca enojada, al contrario, tus palabras son tan llenas de dulzura que se ve en ti él Espíritu Santo líbrame de las amarguras, de la cólera y del odio que este “nudo” me ha causado. Madre mía amada, dame tu dulzura y tu sabiduría, enséñame a meditar en el silencio de mi corazón y así como has hecho el día de Pentecostés, intercede con Jesús para que reciba en mi vida el Espíritu Santo, el espíritu de Dios que venga sobre mí.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.

María es omnipotente con Dios. 

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 6
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día sexto:

Our Lady Undoer of Knots
Reina de misericordia, te doy este “nudo” de mi vida (nombrarlo si es posible) y te pido darme un corazón que sepa ser paciente hasta que tu desates este “nudo”. Enséñame a escuchar la palabra de tu Hijo, a confesarme, a comulgar, por esto quédate conmigo María. Prepara mi corazón a festejar con los ángeles la gracia que tu me éstas obteniendo.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Eres hermosa María y ninguna mancha está en Ti.

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 7

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.


Día Séptimo

Our Lady Undoer of Knots
Madre Purísima, me dirijo hoy a ti, te suplico desatar este nudo de mi vida (nombrarlo si es posible) y liberarme de la influencia del mal.
Dios te ha concedido un gran poder sobre todos los demonios.
Hoy renuncio a los demonios ya todos los lazos que tuve con ellos.
Proclamo que Jesús es mí único salvador y mi único señor.
Oh! ”María que desata nudos” aplasta la cabeza del demonio.
Destruye las trampas provocadas de éstos “nudos” en mi vida.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Eres la gloria de Jerusalén, eres él honor de nuestro pueblo. 



Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 8

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día Octavo

Our Lady Undoer of Knots
Virgen Madre de Dios, rica en misericordia, ten piedad de mi, tu hijito y desata los nudos (nómbralo si es posible) de mi vida. Yo necesito que tu me visites, así como has hecho con Elisabeth. Llévame a Jesús, llévame al Espíritu Santo.
Enséñame el coraje, el gozo, la humildad, y como Elisabeth, lléname de Espíritu Santo. Quiero que tu seas mi madre. Mi reina y mi amiga.
Te doy mi corazón y todo lo que me pertenece: mi casa, mi familia, mis bienes interiores y exteriores. Yo te pertenezco a ti para siempre. Pon en mí tu corazón para que yo haga todo lo que Jesús dicte mi hacer.

“María que desata los nudos”, ruega por mi.
Caminemos llenos de confianza hacia el trono de la gracia. 


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.


Novena Desatanudos -Día 9

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día Noveno

Our Lady Undoer of Knots
Madre Santísima, nuestra abogada, tu que desatas los “nudos” vengo hoy a agradecerte de haber desatado este “nudo” (nombrar el nudo desatado) de mi vida. Conoces el dolor que me ha causado. Gracias Madre mía amada, te doy gracias porque has desatado los “nudos” de mi vida. Envuélveme en el Tu manto de amor, protégeme, ilumíname con tu paz.

María que desata los nudos. Ruega por mí

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad. 

Thursday, January 15, 2015

El 15 de Enero Día de San Pablo

                   San Pablo

San Pablo HermitañoLa vida de este santo fue escrita por el gran sabio San Jerónimo, en el año 400.
Nació hacia el año 228, en Tebaida, una región que queda junto al río Nilo en Egipto y que tenía por capital a la ciudad de Tebas.
Fue bien educado por sus padres, aprendió griego y bastante cultura egipcia. Pero a los 14 años quedó huérfano. Era bondadoso y muy piadoso. Y amaba enormemente a su religión.
En el año 250 estalló la persecución de Decio, que trataba no tanto de que los cristianos llegaran a ser mártires, sino de hacerlos renegar de su religión. Pablo se vio ante estos dos peligros: o renegar de su fe y conservar sus fincas y casas, o ser atormentado con tan diabólica astucia que lo lograran acobardar y lo hicieran pasarse al paganismo con tal de no perder sus bienes y no tener que sufrir más torturas. Como veía que muchos cristianos renegaban por miedo, y él no se sentía con la suficiente fuerza de voluntad para ser capaz de sufrir toda clase de tormentos sin renunciar a sus creencias, dispuso más bien esconderse. Era prudente.
Pero un cuñado suyo que deseaba quedarse con sus bienes, fue y lo denunció ante las autoridades. Entonces Pablo huyó al desierto. Allá encontró unas cavernas donde varios siglos atrás los esclavos de la reina Cleopatra fabricaban monedas. Escogió por vivienda una de esas cuevas, cerca de la cual había una fuente de agua y una palmera. Las hojas de la palmera le proporcionaban vestido. Sus dátiles le servían de alimento. Y la fuente de agua le calmaba la sed.
Al principio el pensamiento de Pablo era quedarse por allí únicamente el tiempo que durará la persecución, pero luego se dio cuenta de que en la soledad del desierto podía hablar tranquilamente a Dios y escucharle tan claramente los mensajes que Él le enviaba desde el cielo, que decidió quedarse allí para siempre y no volver jamás a la ciudad donde tantos peligros había de ofender a Nuestro Señor. Se propuso ayudar al mundo no con negocios y palabras, sino con penitencias y oración por la conversión de los pecadores.
Dice San Jerónimo que cuando la palmera no tenía dátiles, cada día venía un cuervo y le traía medio pan, y con eso vivía nuestro santo ermitaño. (La Iglesia llama ermitaño al que para su vida en una "ermita", o sea en una habitación solitaria y retirada del mundo y de otras habitaciones).
Después de pasar allí en el desierto orando, ayunando, meditando, por más de setenta años seguidos, ya creía que moriría sin volver a ver rostro humano alguno, y sin ser conocido por nadie, cuando Dios dispuso cumplir aquella palabra que dijo Cristo: "Todo el que se humilla será engrandecido"y sucedió que en aquel desierto había otro ermitaño haciendo penitencia. Era San Antonio Abad. Y una vez a este santo le vino la tentación de creer que él era el ermitaño más antiguo que había en el mundo, y una noche oyó en sueños que le decían: "Hay otro penitente más antiguo que tú. Emprende el viaje y lo lograrás encontrar". Antonio madrugó a partir de viaje y después de caminar horas y horas llegó a la puerta de la cueva donde vivía Pablo. Este al oír ruido afuera creyó que era una fiera que se acercaba, y tapó la entrada con una piedra. Antonio llamó por muy largo rato suplicándole que moviera la piedra para poder saludarlo.
Al fin Pablo salió y los dos santos, sin haberse visto antes nunca, se saludaron cada uno por su respectivo nombre. Luego se arrodillaron y dieron gracias a Dios. Y en ese momento llegó el cuervo trayendo un pan entero. Entonces Pablo exclamó: "Mira cómo es Dios de bueno. Cada día me manda medio pan, pero como hoy has venido tú, el Señor me envía un pan entero."
Se pusieron a discutir quién debía partir el pan, porque este honor le correspondía al más digno. Y cada uno se creía más indigno que el otro. Al fin decidieron que lo partirían tirando cada uno de un extremo del pan. Después bajaron a la fuente y bebieron agua cristalina. Era todo el alimento que tomaban en 24 horas. Medio pan y un poco de agua. Y después de charlar de cosas espirituales, pasaron toda la noche en oración.
A la mañana siguiente Pablo anunció a Antonio que sentía que se iba a morir y le dijo: "Vete a tu monasterio y me traes el manto que San Atanasio, el gran obispo, te regaló. Quiero que me amortajen con ese manto". San Antonio se admiró de que Pablo supiera que San Atanasio le había regalado ese manto, y se fue a traerlo. Pero temía que al volver lo pudiera encontrar ya muerto.
Cuando ya venía de vuelta, contempló en una visión que el alma de Pablo subía al cielo rodeado de apóstoles y de ángeles. Y exclamó: "Pablo, Pablo, ¿por qué te fuiste sin decirme adiós?". (Después Antonio dirá a sus monjes:"Yo soy un pobre pecador, pero en el desierto conocí a uno que era tan santo como un Juan Bautista: era Pablo el ermitaño").
Cuando llegó a la cueva encontró el cadáver del santo, arrodillado, con los ojos mirando al cielo y los brazos en cruz. Parecía que estuviera rezando, pero al no oírle ni siquiera respirar, se acercó y vio que estaba muerto. Murió en la ocupación a la cual había dedicado la mayor parte de las horas de su vida: orar al Señor.
Antonio se preguntaba cómo haría para cavar una sepultura allí, si no tenía herramientas. Pero de pronto oyó que se acercaban dos leones, como con muestras de tristeza y respeto, y ellos, con sus garras cavaron una tumba entre la arena y se fueron. Y allí depositó San Antonio el cadáver de su amigo Pablo.
San Pablo murió el año 342 cuando tenía 113 años de edad y cuando llevaba 90 años orando y haciendo penitencia en el desierto por la salvación del mundo. Se le llama el primer ermitaño, por haber sido el primero que se fue a un desierto a vivir totalmente retirado del mundo, dedicado a la oración y a la meditación.
San Antonio conservó siempre con enorme respeto la vestidura de San Pablo hecha de hojas de palmera, y él mismo se revestía con ella en las grandes festividades.
San Jerónimo decía: "Si el Señor me pusiera a escoger, yo preferiría la pobre túnica de hojas de palmera con la cual se cubría Pablo el ermitaño, porque él era un santo, y no el lujoso manto con el cual se visten los reyes tan llenos de orgullo".
San Pablo el ermitaño con su vida de silencio, oración y meditación en medio del desierto, ha movido a muchos a apartarse del mundo y dedicarse con más seriedad en la soledad a buscar la satisfacción y la eterna salvación.
Oh Señor: Tu que moviste a San Pablo el primer ermitaño a dejar las vanidades del mundo e irse a la soledad del desierto a orar y meditar, concédenos también a nosotros, dedicar muchas horas en nuestra vida, apartados del bullicio mundanal, a orar, meditar y a hacer penitencia por nuestra salvación y por la conversión del mundo. Amen.

HOME - LO NUEVO -  NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO 

Friday, January 9, 2015

Los Cambios Imprevistos


Muchas veces las cosas no salen como esperábamos y encontramos muchas curvas por el camino.
La mayoría de estas curvas, hay que tomarlas con cautela, otras nos muestran paisajes de inusitada
belleza que de otra manera no habríamos descubierto, todas esas curvas nos enseñan algo.

Lo que antes no veíamos se abre ante nuestros ojos, es cuando apreciamos un mundo de infinitas
posibilidades, que en el conducir de nuestro trayecto, apreciamos con los ojos de la luz.
Te confianza busca tu camino y no te dejes amedrentar por tanta curva, la gran mayoría de las veces,
encontrarás claramente la oportunidad ansiada.  Confía!


Friday, January 2, 2015

El año que comienza

¡Felicidades a todos mis amigos en el Nuevo Año!



Sea esta la ocasión para recibir el nuevo año con mucha alegría y esperanza, agradecida por el año que paso. Doy gracias al Señor por mi familia unida, porque así; juntos tendremos la fuerza para que con fe, podamos salir adelante.
Nada es fácil y nada nos ha sido fácil, pero eso sí que hemos visto la presencia del Señor y la intercesión de María Santísima. Cada día, agradezco por nuestros trabajos, por la continuación de los estudios de mis hijos, por la salud para iniciar cada día y por el amor que todos nos tenemos.
Este año nuevo será pleno de retos pero con confianza en el Altísimo yo se que podremos.

 Se aproximan los Reyes, que vienen con los magníficos presentes de Mirra, Incienso y Oro, representados en la alegría de vivir (salud), vivir con propósito (amar), tener lo necesario para poder compartir con generosidad (prosperidad).

Mis queridos amigos, reciban estos dones en abundancia y santifiquen el Espíritu Santo, que habita en cada uno de ustedes para que con prodigalidad en comunión con Jesús y sus familias, tengan paz tranquilidad y abundancia en su mesa.  Son los deseos sinceros de esta su amiga que mucho agradece por su presencia y hermosos comentarios, su apoyo incondicional.  Todos ustedes son mis hermanos en la fe y la esperanza.  ¡Feliz año 2015!

María del Carmen.