Perú

Perú

Monday, January 19, 2015

Novena infalible a María desatadora de nudos


Novena a María, Desatadora de Nudos.


 

Novena infalible a María desatadora de nudos

En una antigua iglesia de Alemania existe una imagen cuya copia llegó a Argentina en el año 1984 a través de un sacerdote que se sintió conmovido al observar en su lugar de origen la fe y culto que se le rendía a la advocación de Maria en ese país europeo.

La imagen de Nuestra Señora Desatanudos es un cuadro pintado por un artista desconocido y data del año 1700. En la misma puede verse a Maria rodeada de Ángeles pequeños protegida por la luz del Espíritu Santo en el símbolo de una paloma sobre su cabeza. Se encuentra de pie pisando la cabeza de una serpiente. Un ángel a su izquierda le alcanza las cintas anudadas y otro ángel a su derecha recoge las cintas estiradas, sin nudos. Abajo del cuadro puede apreciarse a un hombre caminando a oscuras guiado por la compañía de un ángel, lo cual nos remite a San Rafael guiando en su camino a Tobías en su viaje para cobrar una deuda.

Esta imagen tambien puede interpretarse como la guía celestial por parte de los ángeles, auxiliares de Dios, en los oscuros caminos de la vida terrenal. La imagen de Maria desatadora de nudos tiene una clara referencia a los problemas humanos que se simbolizan como energías que atascan el normal flujo de comunicación entre Dios y los humanos, representados en cintas que la Virgen desata y destraba con ayuda de los ángeles.

Esta imagen es conocida en Alemania como Nuestra Señora de Knotenlöserin y el original se encuentra en la iglesia de San Peter am Perlach, ciudad de Augsburgo de la zona pre-alpina. En su culto de América, mas precisamente en Argentina, se la conoce como Nuestra Señora Desatanudos. Son muchas las personas que se acercan a esta advocación tratando de encontrar un alivio a sus males, y aun cuando siempre se trate de la imagen de la Virgen María, su veneración es relativamente nueva en América.

Cuando comenzó su culto a través de pequeñas imágenes que las personas recibían, tambien se propagaron las noticias de ser muy milagrosa cuando se la invocaba y se le pedían gracias. Numerosos testimonios de personas decían haber recibido de la Inmaculada Concepción en la advocación de Nuestra Señora Desatanudos, milagros de curaciones, nuevas oportunidades, paz a sus hogares y tantos mas relatos en boca de fieles que buscaban esta imagen en todas partes, pero no existía un lugar donde rendirle culto, entonces el mismo pueblo argentino de Buenos Aires y alrededores solicitó que las autoridades eclesiásticas brindaran un sitio a la imagen de Maria para poder concentrar sus oraciones. Fue axial que la iglesia se mostró conforme y se le encargó a una artista plástica, Ana B. de Verti, la reproducción del original que se encuentra en Alemania para colocarla en una iglesia de Buenos Aires.


The Novena has the Cardinal ecclesiastical approval, receiving the "NIHIL OBSTAT and IMPRIMATUR
Imprimatur Paris Archdiocese
Novena Desatanudos -Día 1


  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.



Día Primero: 

Our Lady Undoer of Knots

Santa Madre amada mía, Santa María, que desatas los “nudos” que oprimen la vida de tus hijos, tiende Tus manos misericordiosos hacia mí. Te doy hoy este “nudo” (nombrarlo Si es posible) y cada consecuencia negativa que este provoca en mi Vida. Te doy este “nudo” que me tormenta, me hace infeliz y me impide unirme a Ti y a Tu Hijo Jesús Salvador.

Recurro a Ti María que desatas estos nudos porque tengo Confianza en Ti y Se que nunca desamparas a un pecador que te súplica de tu ayuda. Creo que Tu puedes desatar estos nudos porque eres mi Madre. Se que Lo Harás porque me amas con amor eterno. Gracias Madre amada mía

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor.


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 2
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día segundo
Our Lady Undoer of Knots
María Madre muy amada, Reina de Gracia, mi corazón se dirige hoy hacia Ti. Me reconozco pecador y necesito de Ti No tuve en cuenta Tus gracias a causa de mi egoísmo, de mi rencor, de la falta de generosidad y de humildad.

Hoy me dirijo a Ti, “María que desata los nudos” para que Tu pidas por mí, a Tu Hijo Jesús la pureza de corazón, el despego, la humildad y la Confianza. Viviré éste día con estas virtudes. Te las ofrezco como prueba de mi amor para Ti. Pongo este "nudo" ( nombrarlo Si es posible) en Tus manos porque me impide ver la Gloria de Dios.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor



Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 3
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.


Día tercero

Our Lady Undoer of Knots
Madre mediadora, Reina del cielo, en cuyas manos están las riquezas del Rey, dirige a mi Tus ojos misericordiosos. Pongo en Tus manos santas este “nudo” de mi Vida (nómbralo Si es posible) y todo el resentimiento que resulta de esta atadura.

Dios Padre, te pido perdón por mis pecados. Ayúdame ahora a perdonar cada persona que deliberadamente o inconscientemente, ha provocado este “nudo”. Gracias a esta liberación Tu podrás desatarlo, Madre amada mía delante de Ti, y en Nombre de Tu Hijo Jesús mi Salvador, que fue tan ofendido, y que supo perdonar, perdono ahora a estas personas (taerlas a tu corazón y perdonarlas con amor) y también a mi mismo por siempre.

“María que desata los nudos”, te agradezco porque desatas en mi corazón el “nudo” del rencor y el “nudo” que hoy te presento. Amén.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Quién quiere la gracia, que se dirija a María.


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.
Novena Desatanudos -Día 4
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día cuarto

Our Lady Undoer of Knots

Santa Madre amada mía, que acoges a todos aquellos que buscan tu ayuda, Ten piedad de mi. Pongo en Tus manos este ”nudo” (nombrarlo Si es posible) que me impide ser feliz, me impide vivir en paz, mi alma está paralizada y me impide caminar hacia mi Señor y servirlo.
Desata este ”nudo” de mi Vida, o Madre mía. Pide a Jesús la curación de mi Fe paralizada que tropieza en las piedras del camino.
Camina conmigo, Madre amada mía, para que sea consciente que estas piedras que son en realidad amigas; que deje de murmurar y aprenda a dar gracias, a sonreír en cada momento, porque tengo Confianza en Ti.

“María que desata los nudos” Ruega por mí.

María es el Sol y todo el mundo beneficia de Su calor.

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.
Novena Desatanudos -Día 5
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día quinto 

Our Lady Undoer of Knots

“Madre que desata los nudos”generosa y llena de compasión, me dirijo a ti para poner, una vez más, esté “nudo” en tus manos (nombrarlo si es posible). Te pido la sabiduría de Dios, para que yo consiga a la Luz del Espíritu Santo y desatar éste cúmulo de dificultades.
Nadie te ha visto nunca enojada, al contrario, tus palabras son tan llenas de dulzura que se ve en ti él Espíritu Santo líbrame de las amarguras, de la cólera y del odio que este “nudo” me ha causado. Madre mía amada, dame tu dulzura y tu sabiduría, enséñame a meditar en el silencio de mi corazón y así como has hecho el día de Pentecostés, intercede con Jesús para que reciba en mi vida el Espíritu Santo, el espíritu de Dios que venga sobre mí.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.

María es omnipotente con Dios. 

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 6
  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día sexto:

Our Lady Undoer of Knots
Reina de misericordia, te doy este “nudo” de mi vida (nombrarlo si es posible) y te pido darme un corazón que sepa ser paciente hasta que tu desates este “nudo”. Enséñame a escuchar la palabra de tu Hijo, a confesarme, a comulgar, por esto quédate conmigo María. Prepara mi corazón a festejar con los ángeles la gracia que tu me éstas obteniendo.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Eres hermosa María y ninguna mancha está en Ti.

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 7

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.


Día Séptimo

Our Lady Undoer of Knots
Madre Purísima, me dirijo hoy a ti, te suplico desatar este nudo de mi vida (nombrarlo si es posible) y liberarme de la influencia del mal.
Dios te ha concedido un gran poder sobre todos los demonios.
Hoy renuncio a los demonios ya todos los lazos que tuve con ellos.
Proclamo que Jesús es mí único salvador y mi único señor.
Oh! ”María que desata nudos” aplasta la cabeza del demonio.
Destruye las trampas provocadas de éstos “nudos” en mi vida.
“María que desata los nudos” Ruega por mí.
Eres la gloria de Jerusalén, eres él honor de nuestro pueblo. 



Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.

Novena Desatanudos -Día 8

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día Octavo

Our Lady Undoer of Knots
Virgen Madre de Dios, rica en misericordia, ten piedad de mi, tu hijito y desata los nudos (nómbralo si es posible) de mi vida. Yo necesito que tu me visites, así como has hecho con Elisabeth. Llévame a Jesús, llévame al Espíritu Santo.
Enséñame el coraje, el gozo, la humildad, y como Elisabeth, lléname de Espíritu Santo. Quiero que tu seas mi madre. Mi reina y mi amiga.
Te doy mi corazón y todo lo que me pertenece: mi casa, mi familia, mis bienes interiores y exteriores. Yo te pertenezco a ti para siempre. Pon en mí tu corazón para que yo haga todo lo que Jesús dicte mi hacer.

“María que desata los nudos”, ruega por mi.
Caminemos llenos de confianza hacia el trono de la gracia. 


Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad.

Danos tu gracia y tu Luz para poder ver en las tinieblas que nos rodean y seguir la justa calle. Madre generosa, te presentamos suplicantes nuestra petición de ayuda.


Novena Desatanudos -Día 9

  1. Hacer la señal de la Cruz 
  2. Acto de contrición.
  3. Recitar las tres primeras decenas del Santo Rosario
  4. Oración del dia.
  5. Recitar las dos últimas decenas del Santo Rosario
  6. Oración Final.

Día Noveno

Our Lady Undoer of Knots
Madre Santísima, nuestra abogada, tu que desatas los “nudos” vengo hoy a agradecerte de haber desatado este “nudo” (nombrar el nudo desatado) de mi vida. Conoces el dolor que me ha causado. Gracias Madre mía amada, te doy gracias porque has desatado los “nudos” de mi vida. Envuélveme en el Tu manto de amor, protégeme, ilumíname con tu paz.

María que desata los nudos. Ruega por mí

Oración Final

Virgen María, Madre del Bello Amor, Madre que nunca ha abandonado a uno de sus hijos que implora por tu ayuda. Madre cuyas manos trabajan sin tregua por sus hijos tanto amados, porque son empujadas del amor Divino, y de la infinita misericordia que sale de tu corazón.

Vuelve hacia mí tu mirada llena de compasión. Mira el cúmulo de ”nudos” en mi vida. Conoces mi desesperación y mi dolor. Sabes cuánto me paralizan estos nudos María, Madre encargada de Dios, de desatar los “nudos” de la vida de sus hijos, pongo nuevamente la cinta de mi vida en tus manos. En tus divinas manos no hay “nudo” que no pueda ser desatado. Madre Omnipotente, con la gracia y Tu poder de intercesión con tu hijo Jesús, mi salvador, Recibe hoy este “nudo” (nombrarlo si es posible) por la Gloria de Dios te pido desatarlo, y desatarlo para siempre. Espero en ti.

Eres el único consuelo que Dios me ha dado. Eres la fortaleza de mis fuerzas precarias, la riqueza de mis miserias, la liberación de todo lo que me impide de estar con Cristo. Acoge mi llamada. Presérvame, guíame, protégeme, se mi refugio. María que desata los nudos, ruega por mi. Madre de Jesús y Madre nuestra, María Santísima Madre de Dios; tú sabes que la vida nuestra está llena de nudos pequeños y grandes. Nos sentimos sofocados, aplastados, oprimidos e impotentes en resolver nuestros problemas. Confiamos en ti, virgen de paz y de misericordia. Nos dirigimos al padre por Jesús Cristo en él Espíritu Santo, unidos a todos los ángeles y a los santos. María en coronada de doce estrellas que aplasta con tus santísimos pies la cabeza de la serpiente y no nos dejas caer en las tentaciones, libéranos de cada esclavitud, confusión e inseguridad. 

4 comments:

  1. Gracias Mari Carmen por esta estrada tan detallada de la Virgen de los nudos.
    Oremos pues.
    Un abrazo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sor Cecilia, oremos juntas por la paz del mundo y por nuestro Papa Francisco, por su salud y por el cumplimiento de su misión. Ha sido el quién mucho ha contribuido a propagar la devoción a la Virgen Maria, desatando nudos.

      Un fuerte abrazo.

      Delete
  2. Mi querida amiga, tomo nota de esta novena a la Virgen Desatadoradenudos...La fé es mágica y cuando pedimos con el corazón, con buena voluntad y sin egoísmos, recibimos respuesta...Mi gratitud y mi abrazo grande.
    M.Jesús

    ReplyDelete
    Replies
    1. Querida Ma. Jesús, como bien dices la fe es grande, pide y se te concede.

      Abrazos y que nuestra madre nos ayude a desbaratar entuertos!

      Delete

Les invito a que dejen sus comentarios, siempre es bueno aprender de los demás, gracias!

Note: Only a member of this blog may post a comment.