Friday, December 16, 2011

Carta de una Madre a su Hijo Adolescente


Hoy día de tú Cumpleaños como de costumbre pienso en tí!
Quizás no te tomes la molestia de leerme, pero por si acaso lo haces quiero que sepas:

El día que naciste, sentí la presencia de Dios, la dicha me colmaba y pensaba que tenía
en mis manos a mi más grande ilusión, un proyecto de vida una gran responsabilidad.
Aunque pienses que mi amor sea poco, porque no te doy un carro, no sólo porque no
tengo los recursos económicos, sino tambien porque creo que tenemos que trabajar para  merecer.

A tú edad yo tenía mucho menos, colaboraba en la casa y con mis hermanos y mis padres eran muy estrictos, mis notas eran sobresalientes, no tenia permisos y el niño Dios, nunca podia traerme lo que pedia, pero igual comprendia que no me exforsaba suficiente por merecer, hay muchos niños en el Mundo que si merecían, y que a pesar de no ser perfecta mis padres me querian.

Mi madre me impuso castigos severos y cuando fue preciso me levanto la mano y me dió con lo que pudo,
tengo sicatrices tal vez físicas pero no soy acomplejada.  Nunca te he levantado la mano y ayer me hiciste comprender que he debido haberlo hecho de vez en cuando. Te traje a este país dizque civilizado y con derechos humanos, pero ahora dudo si este sacrificio fue el indicado.

Dices que no soy una buena madre o al menos no como la de tus amigos " Cool", porque te llevo y traigo, y me trasnocho esperando, porque me la paso en la escuela preguntando por tí, porque cocino para tí, todos los días, en lugar de llevarte al restaurante y pedir pizzas a domicilio, hamburguesas o "hot dogs". Porque no
acepte te trajera a casa tú amigo de la misma edad, que acaba de destruir su flamante carro apenas la semana pasada y ya sus padres le compraron otro.

Hijo me has faltado al respeto y la confianza, que para mi aunque muy pobre materialmente te dire que esas cualidades las aprecio como al más grande de los tesoros. Hoy día de tu cumpleaños te digo, queria hacer una fiesta y cocinarte junto a tus amigos, pero como nada de eso aprecias y considerando que aún estoy a tiempo de rectificar. Porque te amo, estarás en casa sin el privilegio de tu celular y desde ahora tendrás que trabajar para merecer eso tan poquito que dices que te doy!

MariCarmen Moreno.

8 comments:

  1. Voy a hacer un comentario con el atrevimiento "que bien permite" la ignorancia: ser mama de un adolescente es dificil, estoy segura, pero ser adolescente tambien. Y se que lo sabes y lo leo en tus palabras amorosas a tu hijo. Es un proceso de aprendizaje, como todo lo demas en esta vida. Un abrazo, con mucho carino y admiracion.

    ReplyDelete
  2. Querida Victoria, es cierto eso de ser adolescente tambien conlleva confusion y ansiedad y hay que entenderlos, pero tienen que respetar y disciplinarse y en cuanto a Los padres, debemos ser constantes, firmes al mismo tiempo que amorosos.

    Mi carino y un fuerte abrazo.

    ReplyDelete
  3. Querida MariCarmen,

    Hoy en dia es muy díficil la labor de una madre y educar a un hijo, asi como nuestros jovenes lo tienen muy difíl aceptar y valorar lo que tienen.

    Vivimos en un mundo consumista y muchos valores isenciales de cariño y amor a la familia se van perdiendo, son circunstancias que surgen. Los jóvenes de hoy no son peores, nen nosotros mejores, simplemente nuestra sociedad cambió!
    Creo que ellos lo tienen el double de difíl quizás, porque hay padres que conseden TODO a sus hijos, sin darles el amor en casa que tanto necesitan...enfin... luego los nuestros no lo entienden...

    Te deseo, que Dios te ilumine en el momento adeacuado y encuentres las palabras de aliento, energia y paciensia suficientes, NO es tarea fácil!
    Dejame que te diga con cariño amiga,yo no estoy de acuerdo con eses azotes y palos de nuestros padres y educadores, "quizás no lo sabian mejor" éramos simplemente niños y yo creo que hay que educar y no aportar miedos... ya vés que es un tema muy complicado amiga...

    Yo pienso que, en estes tiempos hay que apoyar y seguir los intereses de nuestros jóvenes para no perderlos por completo. La palabra y paciencia son herramientas muy importantes.

    Con mucho cariño, un fuerte abrazo.

    ReplyDelete
  4. Querida Alicia-Mia, comparto tu pensamiento de que no debemos caer en castigos fisicos como nuestros padres y abuelos solieron hacer, hay que amarlos y comprenderlos, darles apoyo pero una palmadita a tiempo sin humillar, ni abusar pero para disciplinar creo les viene bien.

    Un fuerte abrazo y muy feliz navidad.

    ReplyDelete
  5. MariCarmen,veo que tu post es del día 16,lo siento no haber venido antes,amiga.
    Estos días son complicados,pero nunca es tarde,sabes que siempre me tienes y me tendrás.
    Tu carta me ha llegado,me ha saltado las lágrimas,te entiendo perfectamente,porque soy madre y he pasado momentos muy parecidos con mis hijos.Ahora son mayores y más responsables,ahora saben valorar todo lo sufrido y lo entregado.Estoy segura de que estos momentos de crecimiento pasarán.Las crisis son necesarias para madurar,tu hijo está madurando y no me cabe duda de que sabrá valorar todo el sacrificio y el amor que día a día le has dado...SEGURO QUE SI,AMIGA.
    ERES MUY VALIENTE Y SINCERA.TE AGRADEZCO PROFUNDAMENTE ESTAS LETRAS,QUE ME HABLAN DE TU DIGNIDAD Y GRANDEZA INTERIOR.ESTOY ORGULLOSA DE HABERTE CONOCIDO Y SENTIR TU AMISTAD.
    Que tengáis todos un feliz año nuevo,mucha salud y alegría para seguir adelante.
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre.
    M.Jesús

    ReplyDelete
  6. Querida Ma. De Jesus, cuanto consuelo encuentro en tus palabras, me reconforta saber segun tu experiencia que es un proceso en via de madurez, la verdad es que esta creciendo, espero adquiera mejor disernimiento. Ahora estamos con Los abuelitos y esta actuando con gentileza y amor, pueda ser esto comience a ser una constante. En todo caso quiero ser como el aguila de tu poema y conquistar la cuspide de una madre que sabe educar y guiar sus hijos y familia en el buen camino.
    Te deseo un prospero y venturoso 2012, bendiciones y fuerte abrazo!

    ReplyDelete
  7. Tengo un hijo de 15 anos quisiera darle todo hasta mi vida, pero creo que eso no es lo razonable, a veces pienso que soy demasiado dura con el, pero me da miedo retroceder y que se pierda en malos pasos, en mis tiempo de niña la pobreza no afectaba tanto como hoy en día, ya que todo esta a la vista pero no todo se puede alcanzar, solo le pedo a Dios que me de paciencia y sabiduría para luchan con mi hijo adolecente

    ReplyDelete
  8. Te comprendo y comparto solidariamente tu preocupación de madre.

    Un saludo cordial y mis mejorea deseos por triunfar en nuestra tarea de madres.

    Besos

    ReplyDelete

Les invito a que dejen sus comentarios, siempre es bueno aprender de los demás, gracias!