Perú

Perú

Thursday, September 6, 2012

Llévame con tu Mano





Cae la tarde, Señor, y yo me acuerdo de ti...
Cae la tarde, Señor, y yo me acuerdo de ti...

Hoy me he sentido especialmente sola. El mundo se agita, corre, sueña, baila, grita, ríe, llora, canta, hay dolor, hay alegría ... pero nada de eso hay en mí, solo la soledad es mi compañera y la tarde se va en un crepúsculo de suave luz... y yo, Señor, me acuerdo de ti.

Vengo ante ti, Señor, que también estás solo, siempre esperando, y quiero ser tu compañía, pero yo necesito la tuya, ¡cómo te necesito, Señor!

Quédate conmigo porque tu eres mi luz y sin ti estoy en tinieblas.

Quédate conmigo, Jesús, porque necesito sentir tu presencia para no olvidarte porque ya ves con cuánta frecuencia te abandono.

Quédate , Señor, conmigo, porque se hace tarde y se vienen las sombras, es decir, se pasa la vida, se acerca la cuenta, la eternidad y es preciso que redoble mis días, mis esfuerzos y que no me detenga en el camino de la oración y de dar más amor... por eso te necesito.

En mi vida se está haciendo tarde, Señor, viene la noche, las tentaciones, sequedades, penas y cruces... y te necesito ¡oh, mi buen Jesús!.

Quédate conmigo porque soy muy débil y necesito de tu fuerza para no caer tantas veces.

Quédate Señor conmigo, porque deseo amarte mucho y con ese mismo amor, amar a mis semejantes.

Quédate, quédate conmigo para no sentir mi soledad, porque tengo frío y a veces todo me da miedo. Necesito tu presencia para sentir el calor de tu amor y tu mirada, la caricia de tus manos cuando lloro...tu dulce sonrisa que me da ánimo para seguir...

Quédate, Señor conmigo, porque Tu solo sabes dar amor, porque solo Tu tienes palabras de vida eterna y nos dices que quien en Ti cree, no muere: Yo soy la luz, la Verdad, el Camino y la Vida.

Soy como un pobre mendigo que
 implora una limosna, pero limosna de amor, esa que Tu sabes dar con tanta dulzura, con tanta plenitud, sin fijarte en lo poco que valgo, en lo poco que soy y en lo mal que se corresponder a tu gran amor. No tomes en cuenta esto y ¡quédate conmigo, te necesito tanto, oh, Señor!. 

Ya se que en tu soledad del Sagrario un día soñaste con este encuentro y siempre me estabas esperando. Pues bien, Señor, aquí estoy, por fin, llegué cansada y triste, Tu lo sabes bien, pero al sentir tu presencia y tu compañía, todo cambió. Una suave serenidad arropa mi alma y el calor y la seguridad de tu amor me hacen mirar de frente a la vida. 

14 comments:

  1. Querida MariCarmen,

    ya estoy de nuevo por aqui,no estoy a pasar por mi mejor momento de mi vida (enfermidad y la burocracia)pero cuento con la fé y esperanza que todo vuelva a su cauce.
    Es un lujo pasar por tu lindo rinconcito y aprender de tus maravillosos enlaces, ahora mismo ne has dado un subidon, la moral bien alta y la certeza que nuestros Padres del Cielo velan con esmero por nosotras, gracias amiga.

    Un abrazo cariñoso

    ReplyDelete
  2. Hola Mari Carmen: me ha encantado tu entrada," Cae la tarde, Señor, y yo me acuerdo de ti". Gracias por tu compartir.
    Un saludo.

    ReplyDelete
  3. Que Dios te bendiga de todo corazón Mª Carmen por tu forma de vivir en Dios. Te admiro amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ReplyDelete
  4. Gracias Pepe, hay momentos en la vida en que reflexionamos y valoramos la presencia y necesidad del Señor en nuestras vidas, todo llega cuando menos lo esperamos.

    Un fuerte abrazo

    ReplyDelete
  5. Bienvenida Rosario, me encanta compartir con personas apreciativas y receptivas como tú, me gusta mucho tu blog el que seguiré visitando.

    Que sea el comienzo de una gran amistad.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, desde ahora te seguiré. Espero que sea así.
      Un abrazo.

      Delete
  6. Querida Lina, eres una amiga buena y especial para mí, yo también estoy pasando por esos momentos, aunque gracias a Dios, tengo salud y también confianza en el Señor, sólo te puedo decir que hay pruebas en la vida por las que inevitablemente debemos pasar, el tiempo nos muestra las respuestas que andábamos buscando.

    Te quiero y admiro mucho amiga y te agradezco profundamente por lo mucho que me has dado.

    MariCarmen

    ReplyDelete
  7. MariCarmen qué derroche de entrega y humildad nos dejas,amiga...
    Realmente cuando le hablamos a Jesús con el corazón, como tú lo haces, nuestras palabras retornan a nosotros convertidas en paz y serenidad,amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo grande.
    FELIZ FIN DE SEMANA,MariCarmen.
    M.Jesús

    ReplyDelete
  8. Dios te bendiga querida amiga por tus entradas tan espirituales, tan llenas de verdad, de sentimientos nobles, de amor...
    Muchos besos.
    Cariños enormes.

    ReplyDelete
  9. Querida María de Jesús, que cuando caiga la tarde y tengamos cansancio, acudamos a Jesús y la fuerza de la fé, nos cubra para encontrar la comprensión de nuestros seres queridos y el apoyo del que tanto necesitamos, así como la paz y serenidad que sólo nos da en Señor!

    Feliz fin de semana junto a los tuyos.

    ReplyDelete
  10. Luján querida amiga, quien tiene buenos sentimientos sabe apreciar lo bueno en los otros, es por eso que miras con nobleza y amor, se nota en tus escritos.

    Feliz fin de semana.

    ReplyDelete
  11. Hermosa reflexión,gracias por compartirla!Tienes un blog muy bonito.
    Que tengas un buen fin de semana.

    ReplyDelete
  12. Hola querida amiga Mari Carmen, todo un derroche de amor A Nuestro Señor.
    Perdona mi ausencia he estado unos días de vacaciones.
    Besos.

    ReplyDelete
  13. Lo entiendo Magda, espero vengas con nueva energía para tratar de mejorarnos y continuar tus posts.

    Abrazos

    ReplyDelete

Les invito a que dejen sus comentarios, siempre es bueno aprender de los demás, gracias!

Note: Only a member of this blog may post a comment.