Perú

Perú

Wednesday, September 12, 2012

No Desesperes


Tratamos de ser felices y lo mismo deseamos a nuestros hijos y seres queridos, pensamos que ahorrandoles esfuerzos o sobre protegiendo, les estamos ayudando para este fin, y resulta que estamos equivocados.

No podemos vivir por ellos, sino más bien prepararlos para afrontar el mundo real, frente al cual encontrarán de todo, a ellos de saber escoger y decidir, para eso deben pasar por sus propias
experiencias de vida, con confianza en si mismo y una solida espiritualidad, cometer errores y aprender de ellos, hace parte del crecer, por tanto menos drama o angustia y más confianza.

La confianza debe ganarse y construirse, cuando se pierde tanto ellos como nosotros afrontamos las consecuencias, pero debemos dejarles a ellos su propia parte de responsabilidad en el proceso, de lo contrario no hay lección y será la vida quien les cobre pero de la manera  más dura, por ello por su propio bien, debe haber responsabilidad en la consecuencia de sus actos y no somos nosotros quienes siempre responderemos por ellos, de lo contrario no adquieren madurez y compromiso en sus  actos. Tampoco van a adquirir constancia y disciplina, estaremos tirando en saco vacío.

Inculca valores y principios y guarda la esperanza en que proporcionaste un buen ejemplo, amor y comprensión al igual que disciplina; guarda conciencia de que por turbulenta que sea la adolescencia, las nubes negras van a pasar, será cuando agua limpia y fresca del cielo caerá.



17 comments:

  1. Que razón tienes Mª Carmen, nos creemos que protegiendo les le amamos más, y no es así. Colaboramos para que sean más débiles.
    Muy hermosa tu entrada y practica.
    Gracias! Dos os bendiga.
    Un abrazo.

    ReplyDelete
  2. Cierto Maricarmen, a los hijos se los quiere mucho, pero llegado un momento en que necesitan menos protección, deberán poner en práctica la educación y valores que les ha inculcado la familia, tener sus propias experiencias, madurar, y convertirse en personas útiles y provechosas para la sociedad.
    Se pasa mal cuando deciden volar solos, pero es ley de vida.
    Un abrazo.

    ReplyDelete
  3. Querida MariCarmen,
    Estoy contigo amiga, a nuestros hijos solamente les podemos ayudar a enfrentar la vida real. Confiar en que ellos hayan aprendido o aprendan de sus propios errores...es su vida y és lo que les toco vivir. Les tenemos que dar la opurtunidad de errar, solamente asi se daran cuenta de sus falsas desiciones y asumir sus responsabilidades.
    Preciosa entrada, que nos diz todo "NO Desesperes"

    Enhorabuena y un abrazo lleno de cariño

    ReplyDelete
  4. Exactamente Marian, y lo que no queremos es que sean débiles.

    Oremos por todos los adolescentes que bastante lo necesitan.

    Un abrazo.

    ReplyDelete
  5. Querida Lina, lo mejor es no desesperarse, porque no vemos con claridad. Deben aprender por ellos mismos, no podemos vivir la vida que a ellos les corresponde, podemos guíarles hasta cierto punto, en adelante depende de ellos.

    Un fuerte abrazo.

    ReplyDelete
  6. Así es José, da duro cuando se van del nido, pero es la ley de la vida y es como debe ser.
    Confiar en que se sepan defender y que nunca se aparten de Dios.

    Gracias José, por toda tu ayuda y todo lo queme enseñas, por tu generosidad y ser un buen amigo en quien se puede contar. Tu blog nos hace reflexionar y más que un aprendiz, eres para mi un maestro.

    Mi admiración y respeto.

    ReplyDelete
  7. A los hijos hay que hacerlos fuertes, como hace el Padre con nosotros, es una lección que debemos aprender cada día. Me ha gustado mucho Mari Carmen. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ReplyDelete
  8. Pepe amigo, cuanta razón tienes! A los hijos hay que hacerles fuertes, como el Padre hace con nosotros.
    Por eso encontre muy apropiado el Sermón de las Siete Palabras, cuando he visitado tu blog. Muy edificante.

    Gracias.

    ReplyDelete
  9. Un mensaje muy esperanzador, amiga.
    De todo aprendemos.
    Muchos abrazos.

    ReplyDelete
  10. Mejor llenarnos de esperanza que de temor.

    Fuerte abrazo, Rayén

    ReplyDelete
  11. A los hijos hay que enseñarles a volar para que un día ellos puedan volar solos.Eso mismo lo hacen los pajarillos.

    Muy feliz domingo.

    ReplyDelete
  12. No puedo con las letras bailongas que salen que apenas se pueden leer. Lo ponen muy difícil y cuesta muchísimo trabajo dejar comentarios.

    ReplyDelete
  13. Capuchino de Silos, te agradezco. Me pongas al corriente del detector de spams, creí haberlo desactivado.
    Verificaré que es lo que pasa.

    Saludes

    ReplyDelete
  14. MariCarmen,esas nubes negras las tenemos todos y a veces son necesarias para probarnos la resistencia y el temple interior...Son necesarias para retomar la confianza en la Providencia...
    Mi gratitud y mi abrazo grande,amiga.
    FELIZ SEMANA

    ReplyDelete
  15. Maria de Jesús, me ániman tus palabras por la sabiduria que encierran, son pruebas de resistencia del temple interior y
    la divina Providencia nos auxilia en estos momentos.

    Mi agradecimiento por tu presencia y apoyo.

    ReplyDelete

Les invito a que dejen sus comentarios, siempre es bueno aprender de los demás, gracias!

Note: Only a member of this blog may post a comment.