Perú

Perú

Tuesday, February 5, 2013

Temor de Decidir



En muchas ocasiones nos dejamos controlar por nuestros miedos, e incluso permitimos que otras personas nos los transmitan y  los adoptamos como propios. Especialmente cuando nos enfrentamos a dicisiones que afectan nuestro futuro o el de las personas que dependen de nosotros.

Si deseas concretar algo, deja de decirte por qué no puedes. Empieza a decirte a ti mismo por qué tienes que hacerlo. 
Por supuesto que todo logro presenta obstáculos. Pero teniendo una razón clara y apremiante para hacerlo, tú puedes atravesar cualquier obstáculo que se cruce en tu camino. 
Céntrate en esa razón. Haz que tener esa razón siempre presente en tus pensamientos se transforme en tu prioridad. 
Aunque los desafíos puedan ser muy fuertes, tú siempre estás en situación de hacer que tu propósito sea más fuerte aún. Sigue diciéndote, una y otra vez, por qué deberías. 
Establece una sólida conexión entre tus acciones y tu propósito en la vida. Eso hará que tu efectividad se remonte bien alto. 
Recuerda siempre por qué deberías. Y lo harás. 

Piensa antes de decidir y analiza la prioridad que te mueve a hacerlo, viendo cómo te va a afectar a tí y a otros las consecuencias; buscando siempre el mejor impacto en tí y en quienes dependen de esa decisión.
Continúa siempre en el renglón de tu propósito de vida.  Ama la vida y vencerás!

3 comments:

  1. Hola MariCarmen
    Buenas noches amiga.

    Yo soy una persona que parece débil, sensible, llorona, emotiva, sentimental, lo soy realmente. Pero he tomado grandes decisiones en mi vida, es como que yo me sentía dueña del destino: a mi madre la llevé a operarse dos veces corriendo riesgo de vida, no podía pedir consejo porque soy hija unica, mi madre si la dejaba así se moría más rápido. Tuve que enfrentar todo sola y los médicos me decían haz responsable de esto a tu familia porque es mucha carga y responsabilidad para ti sola. No... lo hice.

    Cuando tuve que reconstruir el amor fui en su busca. Construi una casa para los dos, sola, con mis empleados pero tomando todas la decisiones.

    El campo de mi padre y sus empleados lo administro yo, con todo lo que eso implica porque soy mujer, tengo miedo que no me respeten entonces los amenazo jijiii.

    Si estoy convencida voy para adelante y no pienso absolutamente en nada. Eso me lo enseñó mi madre que era igual.

    Tengo sí un gran defecto, todo lo hago sufriendo.

    Besos
    Pd me alegra que mi entrada te haya conmovido, es que la escribo con el alma. Son vivencias reales que no me avergüenza mostrar.

    Cariños amiga querida.

    ReplyDelete
  2. No hay nada por lo que debas sentir vergüenza, antes por el contrario eres una mujer admirable Luján. Definitivamente eres valiente y luchadora, aún mejor eres una buena hija y por eso para ti esta reservado el paraíso.

    Tus versos son humanos y su esencia es divina, porque aunque aparentemente seas frágil, tienes una gran fortaleza interior

    Mi admiración y gratitud por tu presencia y saber hacer y ofrecer.
    Tu amiga incondicional,
    MariCarmen.

    ReplyDelete
  3. Hola amiga, tomar decisiones siempre conlleva riesgos, pero hay que afrontar todo con valentía y ser fuertes, como dice nuestra amiga en común, Luján, que parece débil como dice ella, pero es una gran mujer y una gran persona.
    Un abrazo.

    ReplyDelete

Les invito a que dejen sus comentarios, siempre es bueno aprender de los demás, gracias!

Note: Only a member of this blog may post a comment.