Perú

Perú

Wednesday, January 22, 2014

Hay que saber pedir



Cuando hablamos con Dios, por medio de la oración primero que pedir; que sea para agradecer. Eso nos va a permitir de ser más apreciativos y realizar que son más las bendiciones que tenemos que aquello que pensamos nos hace falta. A veces anhelamos o codiciamos no necesariamente lo que nos hace falta, si no lo que creemos o que otros nos hacen creer que necesitamos. Es así como funciona la sociedad de consumo, por ello si tenemos conciencia y amor por nosotros mismos, debemos saber identificar esas diferencias y estar atentos a como Dios nos contesta en la oración y no a como nosotros quisiéramos que se nos respondiera.

Generalmente, el toque de Dios viene de maneras imprevistas, en momentos imprevistos. Lo perdemos, no obstante, si estamos distraídos con nuestras propias ideas de cómo Él debería contestar nuestras oraciones. Si tenemos una visión estrecha, buscando solamente lo que nosotros pensamos que debería suceder, vemos únicamente paredes oscuras en lugar de la luz que hay, en definitiva, al final del túnel.

Las cosas no son siempre lo que quisiéramos que fuera, pero resultan ser como deben de ser.



14 comments:

  1. Es cierto lo que dices, amiga...Debemos agradecer y después pedir lo que el espíritu necesita para crecer...En el silencio debemos escuchar y aceptar lo que Dios nos concede, El sabe mejor que nosotros lo que necesitamos, por tanto debemos tener paciencia, fé y esperanza en que se nos dará lo mejor y lo que nos merecemos realmente.
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu buen hacer, amiga.
    M.Jesús

    ReplyDelete
    Replies
    1. Así es querida Ma. Jesús, tener fe, esperanza, paciencia para aceptar lo que Dios nos concede.

      Un fuerte abrazo y mi gratitud.

      Delete


  2. Debajo del mismo cielo y el mismo sol
    transitan cada día nuestros sentimientos,
    por un puente construido con amor y ternura
    que nos une de corazón a corazón…
    Un hermoso puente llamado amistad.

    Gracias por acompañarme siempre
    con la magia y el silencio de las palabras.

    Un abrazo y feliz fin de semana
    con una sonrisa en las pupilas de la ilusión.

    Atte.
    María Del Carmen





    ReplyDelete
    Replies
    1. Muy lindo, querida tocaya.

      Gracias por compartir.

      Delete
  3. Así es Mari Carmen, hágase su voluntad y no la nuestra. Para ello, debemos ser conscientes en nuestra Oración, en nuestro trato continuo con Dios. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ciertamente Pepe hágase su voluntad y no la nuestra,porque sólo El sabe lo que verdaderamente nos conviene.

      Un gran abrazo y feliz fin de semana.

      Delete
  4. Que importante...estar atento al Espíritu Santo, al toque de Dios en nuestras vidas.
    ¡Gracias Mª Carmen! ¡Feliz Domingo! Un abrazo fuerte.¡GRACIAS!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Marian, que el Espíritu Santo habite en todos nosotros para Gloria del Señor!

      Feliz Domingo e inicio de semana, abrazos!

      Delete
  5. Gracias Mari carmen por tu visita, me alegra que te haya gustado mi sencillo poema.
    Ciertamente que la sociedad nos ha creado muchas necesidades innecesarias, pero si realmente tenemos un diálogo de amor con Dios, poco necesitamos.El amor lo cubre todo. En la oración contemplativa, muchas veces se entremezclan, la de agradecimiento, petición, alabanza, de intercesión etc, pero sobre todo una, la del silencio recogido en nuestro interior, es una relación esponsal en la que cabe todo.
    Gracias por este post.
    Un abrazo grande
    Sor.Cecilia

    ReplyDelete
    Replies
    1. Sor Cecilia, me pregunto si en la oración contemplativa necesitamos facultades espirituales o de entrenamiento especiales. He visto quienes lo hacen y logran elevarse a otro nivel.

      Un fuerte abrazo.

      Delete
  6. Dios no es como se lo figuran muchos seres humanos, no es su mente como la nuestra, es mucho y por infinita distancia superior, si le pides, lo hagas con el corazón limpio, desinteresado y agradeciendo desde adentro…
    Un abrazo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. José, por eso debemos agradecer y luego pedir con humildad su ayuda de la manera que sólo El sabe.

      Un fuerte abrazo amigo.

      Delete
  7. Mucha verdad, hay en tus palabras, yo siempre pido, simplemente el poder ver un nuevo día, en unión de mi familia. lo demás: que se haga su voluntad.
    En Sevilla hay un dicho, que es: "No es más feliz, el que mucho tiene, sino el que menos necesita".
    Un abrazo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Manuel, sabio dicho el de Sevilla, porque efectivamente no es quien más tenga, sino quien saber ser feliz con lo que tiene.

      Un placer visitar tu blog amigo.

      Delete

Les invito a que dejen sus comentarios, siempre es bueno aprender de los demás, gracias!

Note: Only a member of this blog may post a comment.