Perú

Perú

Monday, November 28, 2011

Leyenda del Yurupari


Con ocasión de haber sido escogido por la Unesco, la tradición inmortal de los Chamanes del Vaupes, Amazónico, Los Jaguares del Yuruparí, aquí les traigo esta fantástica leyenda que es el corazón del indígena; para el hombre su poder y para la mujer su inquietud y la muerte. Dice así la leyenda:

‘’En un principio había en la tierra dos personas: una buena TUPANA (en guaraní significa santo); hacia el bien, no gustaba de cosas que no servían ni menos parrandas y fiestas profanas. El otro personaje era YURUPARI, amigo de lo malo; juego, chicha, bailes y vivía de lejos de TUPANA. (la palabra yurupari, significa diablo en Guaraní). yurupari arrastraba para si mucha gente. Contrariamente de Tupana tenia pocos seguidores; y las fiestas de yurupari hacían llevar al bando de la maldad a muchos secuaces.

Un día TUPANA resuelve matar a yurupari por ser este quien tenia mas gente en su bando. Se hicieron a una hoguera grandísima y allí quemaron al yurupari con quien habían tenido tantas dificultades y enemistades. una vez hecho ceniza vinieron sus seguidores con gran tristeza y quedaron silenciosos ante semejante realidad; y no pudieron encontrar un solo hueso; todo él había sido hecho ceniza.

Pasaron muchos días, y de las cenizas retoño una palma llamada Pachuba (en lengua guaraní), y fue ella muy bonita por lo alta y recta. Vinieron al lugar mujeres y al mirar la palma hermosa, llamaron a los hombres para convenir con ellos tumbarla y formar con ella un instrumento que imitara la voz de Yurupari Este era el recuerdo viviente de Yurupari Tres pedazos de palma fueron suficientes para formar el antedicho instrumento que imito perfectamente la voz de Yurupari.

Desde entonces las mujeres fueron poseedoras del gran Yurupari. Ellas lo tocaban cuando iban al baño en las mañanas; al oírse de lejos se decía que era Yurupari que estaba vivo. Y era oficio de las mujeres traer pepas del monte para los hombres que hacían los oficios domésticos.

Con el correr de los años se aburrieron por ser ellos los llamados hacer los quehaceres del hogar. Además Yurupari era hombre y las mujeres decían no estar con él. Una sola reunión fue suficiente para que los hombres acordaran únicamente el ir a la mañana siguiente a donde las mujeres acostumbradas al baño en el río, para quitarles el Yurupari.

Todos ellos armados con adavi (bejuco rodeado de fibra que venia a constituir un verdadero azote, y palabra guaraní), fueron hasta el lugar en donde se encontraban las mujeres bañándose, y azotándolas con los adavi, las obligaron a entregar el yurupari a poder de los hombres.

Realizada la hazaña, se encaminaron al lugar donde se había quemado Yurupari y encontraron con gran sorpresa de todos, una mata de yuca brava, y miraron y era maní (guarani) o maniba (portugués) que es el palo de la yuca. L o arrancaron y vieron que era raíz de yuca e hicieron chicha como la que hacia Yurupari cuando vivía; y probaron la chicha y les supo perfectamente bien. Descubrieron pues, que era preparada con caldo de maní, llamado manicuera, exactamente como la preparaba el mismo Yurupari en vida. Esta manicuera era la misma sangre de Yurupari, es decir que la chicha es sangre de Yurupari porque se convirtió en yuca al ser quemado por Tupana.
Por más información Click:
http://spanishtranslatormaricarmen.blogspot.com/2011/11/tradicion-yurupari-patrimonio.html

10 comments:

  1. MariCarmen,impresionante tu post de Tupana y Yurupari...Esa leyenda,que explica cómo la "chicha"es sangre de Yurupari...El bien y el mal se entrelazan en una lucha constante, y la naturaleza nos sirve en bandeja todos sus tesoros y frutos, siempre a beneficio del hombre...Ese hombre,que se pierde continuamente entre sus instintos,su imaginación y su espíritu,que clama en su búsqueda del Creador.
    Mi gratitud,mi felicitación por tu mágico post y mi abrazo inmenso por tu grandeza y tu cercanía,amiga.
    M.Jesús

    ReplyDelete
  2. Querida M. de Jesús que bueno te haya gustado esta leyenda amazónica, el bien y el mal y su continua yuxtaposición y por encima de todo el Creador y su justicia divina.

    Un fuerte abrazo y mi gratitud.

    ReplyDelete
  3. No conocía la leyenda que tan bien relatas,
    siempre es un placer pasar por tu bonito espacio.
    feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ReplyDelete
  4. Lo mismo me sucede cuando visito tu blog apreciado Ricardo. Un muy buen fin de semana!

    ReplyDelete
  5. Querida MariCarmen, es un placer leerte...mil gracias por compartir tus escritos...un abrazo y bendiciones amiga.

    ReplyDelete
  6. Alicia-Mia, es un placer compartir afinidades. Un feliz fin de semana!

    ReplyDelete
  7. Me encantan estas míticas historias chamanes, todas llevan con ellas la sabiduría de aquellos grandes que nos precedieron, y que mediante sus leyendas, inculcaron sus valores y sus recuerdos.

    Un beso grande, Mari Carmen :)

    ReplyDelete
  8. Una bonita historia, las leyendas siempre me han gustado.Un placer pasar por aquí,Besitos.

    ReplyDelete
  9. Agradecida por sus gentiles comentarios.

    Les mando muchos besos a Liliana G. y a mi tocaya Ma. Carmen.

    ReplyDelete
  10. MariCarmen,gracias por tu visita,amiga.
    Te dejo mi abrazo grande y feliz semana, que empieza, con los tuyos
    M.Jesús

    ReplyDelete

Les invito a que dejen sus comentarios, siempre es bueno aprender de los demás, gracias!

Note: Only a member of this blog may post a comment.